La ley de Moore continúa con anuncio de IBM del primer procesador de 7 nanómetros

La ley de Moore continúa con anuncio de IBM del primer procesador de 7 nanómetros

Para que los transistores alcancen ese tamaño y los electrones sigan moviéndose se debió recurrir a aleaciones de silicio como el silicio-germanio (SiGe).

Trabajando en conjunto con varias instituciones y empresas como GlobalFoundries, Samsung y el Instituto Politécnico SUNY, IBM anunció el primer procesador con transistores funcionales de 7 nanómetros, el que debió ser elaborado con materiales que van más allá del silicio como aleaciones de silicio-germanio (SiGe), para permitir que los electrones continúen moviéndose a una escala tan pequeña.

Pero lo interesante no es solo porque es el primer procesador funcional menor a los 10nm, sino además porque es el primer procesador comercialmente viable de este tamaño que usa aleaciones de silicio-germanio y que está producido con litografía ultravioleta extrema.

Sin embargo, lo más sorprendente es que, en el fondo, IBM se está adelantado por años al mercado y a las investigaciones actualmente en curso. Como para darse una idea, los procesadores comerciales más modernos de hoy se construyen con transistores de 14nm, se estima que los procesadores de 10nm llegarán para el año 2016 (o incluso más, pues documentos filtrados de Intel aseguran que al menos ellos están teniendo problemas para trabajar con estas dimensiones) , y en teoría los procesadores de 7 nanómetros iban a llegar para los años 2017/2018.