Killer Instinct en Xbox One corre a 90 cuadros por segundo

Killer Instinct en Xbox One corre a 90 cuadros por segundo

Iron Galaxy explica que de esta forma se puede lograr una mayor precisión en los controles, aún cuando el juego se muestra a 60 cuadros por segundo en pantalla.

Killer Instinct se distingue por ser un juego muy “suave” en términos de movimientos y tasa de refresco y también por la respuesta del control, que no se ve comprometida ni siquiera al jugar en línea.

¿El motivo? El juego corre a 90 cuadros por segundo.

En un panel de la EVO 2015 (vía VG247), el equipo de Iron Galaxy explicó -minuto 43:15 del video- que el juego se procesa a una tasa de cuadros por segundo mayor a la que se muestra en pantalla (60). Esto permite que el motor interno lea más rápido las combinaciones de botones que se aprietan, logrando de esa forma que la respuesta del control sea mucho más precisa.

Los juegos de pelea en general necesitan siempre de mucha precisión y responsividad en los botones; cualquier caída en el framerate se nota inmediatamente y afecta a la manera en que se mueven y controlan los personajes. Por ende, los 90 fps de Killer Instinct permiten cierta holgura y que así los 60 cuadro por segundo nunca se vean alterados en pantalla.

Killer Instinct se lanzará en PC y tendrá juego cruzado con Xbox One. El equipo de Iron Galaxy espera que los 60 cuadros por segundo y la fluidez del juego se mantenga siempre al jugar en línea, sin importar la plataforma.