Hackers aseguran que robaron datos de usuarios de sitio de citas para infieles

Hackers aseguran que robaron datos de usuarios de sitio de citas para infieles

37 millones de usuarios de Ashley Madison deberían estar muy preocupados.

Un grupo de hackers bajo el seudónimo ‘Impact Team’ aseguran que han logrado ingresar a los computadores del sitio de citas Ashley Madison y obtener la información personal de unos 37 millones de usuarios, incluyendo sus datos financieros.

Impact Team habría subido a Internet los supuestos datos de una pequeña muestra de usuarios para demostrar que han accedido a los servidores del sitio de citas en línea, y están chantajeando al sitio con una demanda bastante curiosa a cambio de no publicar la información personal de los usuarios y que no tiene que ver con una recompensa monetaria: Quieren que cierren el sitio.

Lo interesante de este caso es que Ashley Madison no se trata de un sitio común de citas hackeado como el reciente caso de Adult Friend Finder. Ashley Madison se ha ofrecido desde sus inicios como un sitio de citas no para gente soltera, sino que para personas casadas que busquen ser infieles “de forma discreta“.

El CEO de Avid Life Media (los dueños del sitio), Noel Biderman, ya confirmó que el ataque ocurrió, y que lograron acceder a información como los nombres y direcciones de sus clientes, sus transacciones con tarjetas de crédito, correos electrónicos, y otros documentos personales.

Pese a ésto no debemos precisamente apiadarnos de Ashley Madison. La empresa tenía una práctica bastante horrible y que jugaba con la oscura moralidad del necesario secretismo de un servicio destinado a personas infieles (y que por lo tanto no desean que alguien sepa que lo son): Cobraban 19 dólares para supuestamente eliminar desde los servidores de la compañía los datos de un usuario que deseara cancelar su suscripción y cerrar su cuenta.

Sin embargo, Impact Team aseguró que ésto era una mentira, que todos los datos de los usuarios quedaban de todas formas registrados, y que la compañía obtuvo ingresos del orden de los 1,7 millones de dólares por ésta función en 2014.