El robot que pide aventones comenzó su viaje por Estados Unidos

El robot que pide aventones comenzó su viaje por Estados Unidos

hitchBOT partió en Salem, Massachussetts y quiere llegar a San Francisco, California, en el otro extremo del país.

El robot que pide a los automovilistas que lo transporten, también conocido como hitchBOT, comenzó su aventura norteamericana en la ciudad de Salem, Massachussetts y espera que gracias a los humanos pueda llegar a salvo a San Francisco, en la costa oeste de Estados Unidos.

HitchBOT tiene el tamaño de un niño, no se mueve y su única “habilidad” es levantar el dedo para que alguien lo recoja. Sus creadores esperan que el robot pueda ver las partes más representativas de la Unión Americana y que de cuando en cuando sus benefactores le recarguen la batería.

Además, esperan que no lo dejen tirado por caminos donde no pasa nadie sino que idealmente en estaciones de gasolina.

Más que un proyecto de robótica, el hitchBOT es parte de un proyecto artístico. “Queremos ver lo que la gente hace con esta tecnología” dice uno de sus creadores -Frauke Zeller- en entrevista con Associated Press. La idea es que la gente participe de forma “comunitaria”, llevando al robot por la carretera y dejándolo a salvo listo para que otra persona lo recoja.

No es primera vez que el hitchBOT sale de paseo; antes, ya completó viajes completos por Canadá y Europa gracias a la buena voluntad de los viajeros de esas zonas.

¿Cómo seguir su rastro por EE.UU?

HitchBOT está equipado con cámara de fotos y GPS; además tiene cuenta de Facebook, Twitter e Instagram donde se van publicando sus avances por el país. Hace algunas horas, publicó una foto en un baño y aseguró que “ya se consiguió una cita con un microondas”.

Sería una lástima que algo malo le suceda en la Route 66.