El Gran Colisionador de Hadrones descubre el Pentaquark

El Gran Colisionador de Hadrones descubre el Pentaquark

La partícula compuesta con cinco quarks fue predicha hace más de 50 años, pero recién ahora se pudo conocer físicamente.

Todo lo que se conocía hasta ayer estaba compuesto a nivel subatómicos por tres quarks. De hecho tanto los protones como los neutrones responden a esta formación. Además de éstos, están los mesones, compuestos por pares de quarks hechos de materia y antimateria, y otras categorías más exóticas que sólo había sido teorizadas, en entre ellas: El pentaquark.

Hace cinco décadas los físicos de ese tiempo teorizaban la existencia del pentaquarks, partícula que recién hoy pudo ser descubierta y analizada por la comunidad científicas tras varios experimentos realizados en el Gran Colisionador de Hadrones, en Ginebra, Suiza.

El hallazgo ha permitido encontrar una nueva variante formada por cuatro quarks de materia convencional y un antiquark de antimateria.

“El modelo de quarks, propuesto hace más de 50 años no excluye la posibilidad de que existan partículas formadas por más de tres quarks, pero estos llamados hadrones exóticos sólo empezaron a dar muestras de su existencia hace pocos años”, asegura Juan Saborido a El País, representante del grupo de investigación de la Universidad Santiago de Compostela en el Gran Colisionador de Hadrones (LHCb).

En 1964 el físico americano Murray Gell-Mann propuso las categorías de partículas conocidas como bariones y mesones, incluido el pentaquark que fue conocido por los científicos del LHCb. De hecho los resultados de Gell-Mann finalmente la valieron el premio Nobel de Física en 1969. Aunque ni antes ni ahora se ha podido comprender cómo está compuesta esta materia. Según Guy Wilkinson, encargado del LHCb, puede que sus cinco componentes estén bien unidos o que sea el producto de la unión entre una barión y un mesón.

Para ver más detalles sobre este anuncio puedes ingresar a Arxiv.org, donde están todos los detalles.