Review Apple MacBook [FW Labs]

Review Apple MacBook [FW Labs]

Probamos el nuevo portátil de Apple y la experiencia no fue como pensábamos.

Apple tiene una fijación en adelgazar las cosas, y como prueba tenemos la MacBook Air o la iPad Air. Ambos dispositivos hicieron algunos sacrificios con tal de lograr el objetivo de ser ligeros, el más evidente fue la ausencia del disco óptico en el MacBook Air, algo que causó revuelo entre algunos cuando el primer modelo llegó al mercado.

Lo anterior viene a colación porque Apple lanzó hace poco el nuevo MacBook, un portátil que va más allá de lo que pensamos y elimina todo puerto posible con el fin de satisfacer el capricho de ser delgado. El MacBook es una apuesta arriesgada de Apple y algunos no la ven con buenos ojos por una simple razón: la compañía antepuso la forma a la función.

Hace algunos días tuve en mis manos un MacBook para trabajar con él por una semana. Si bien el equipo sorprende en algunas cualidades, en otras (las más importantes) se queda corto. A continuación el análisis.

Características técnicas

MacBook (Early 2015)
Pantalla 12 pulgadas Retina (2.304×1.440 píxeles @ 226 PPI)
Procesador Intel Core M a 1.1GHz (Turbo Boost hasta 2.4GHz)
GPU Intel HD Graphics 5300
Almacenamiento 256GB SSD PCI-e
RAM 8GB LPDDR3 a 1.600 MHz
Sistema Operativo OS X Yosemite
Batería 10 horas reproducción de vídeo
Conectividad Wi-Fi 802.11ac, Bluetooth 4.0
Teclado Completo retroiluminado
Puertos 1x Auriculares (3.5mm), 1x USB Type-C compatible con USB 3.1 Gen 1 (hasta 5Gbps), Carga, Salida nativa para DisplayPort 1.2
Tamaño 28,05 x 19,65 x 1,31 cm
Peso 0,92kg
Precio España: 1.449€
México: MXN$22,999
Chile: CLP$1.049.990 (Reseller)
USA: USD$1.299

Diseño y Hardware

(cc) Luis Miranda / FayerWayer.com

Sin duda lo más llamativo del portátil es su diseño. Una carcasa de aluminio disponible en tres colores —al igual que el iPhone — junto a una pantalla Retina Display dan una buena impresión. El MacBook es tan ligero que sin problemas puedes manipularlo con una mano como si fuera una tablet.

¿Por qué es tan delgado? Por dentro Apple ha optimizado los componentes a tal grado que ni siquiera vale la pena desarmarlo ya que nada es escalable. Por fuera solo encontramos dos puertos: un USB-Type C que sirve para conectarlo a la corriente eléctrica o cualquier dispositivo externo, así como una entrada de 3.5mm para conectar los auriculares.

(cc) Luis Miranda / FayerWayer.com

(cc) Luis Miranda / FayerWayer.com

Al abrirlo encontraremos un teclado completo. Apple ha aprovechado casi en su totalidad la extensión de la carcasa estirando el teclado a los bordes laterales. Dos teclas de dirección (flechas) han sufrido un ajuste en el tamaño, al igual que la tecla Esc que ahora son más grandes.

Debido a que el MacBook tenía que ser ultra-delgado, Apple ha rediseñado el teclado chiclet tradicional de sus portátiles. El espesor de la tecla ha sido reducido en un 40% y eso implicó cambiar el mecanismo de tijera por uno de mariposa que, de acuerdo con Apple, resulta ser más preciso y cuatro veces más estable. El nuevo teclado también es retroiluminado y cada tecla cuenta con una luz LED dedicada.

(cc) Luis Miranda/FayerWayer.com

Puntos que en papel suenan bien, pero en la práctica no tanto. Reconozco el avance de Apple en su afán por reducir el tamaño de sus dispositivos, pero me conflictúa un poco que se sacrifique la función. De entrada el puerto único es algo extremo, más tratándose de una portátil. Apple pudo incluir un puerto USB-Type C y dos puertos USB convencionales, o tal vez dos Type-C.

En mi caso trabajo con fotografías y utilizo mucho el slot SD. Para la reseña Apple nos facilitó un adaptador USB 3.1 a USB Type-C  (que se vende por separado) que permitió conectar otro adaptador extra para insertar mi tarjeta. Luego de un rato el primer problema que enfrenté fue tomar la decisión de cargar el portátil o seguir importando imágenes por la simple razón de que solo existe un puerto disponible.

(cc) Luis Miranda / FayerWayer.com

Con el teclado la reacción fue diferente, ya que mi cerebro está acostumbrado a cierto espesor de tecla. Reducir 40% el tamaño implica en que nunca estás seguro en cuánta presión aplicar en cada tecleo porque no hay una respuesta de la misma. Eso provocó que mis primeras horas escribiendo estuvieran plagadas de errores cortesía del anular y el meñique.

Me gustaría decir que me acostumbre pero solo tuve el MacBook una semana, y si bien los errores se redujeron considerablemente, seguí extrañando el tamaño convencional de las teclas que se ofrecen en los otros portátiles de Apple, o cualquier computador que incluya teclado chiclet.

Force Touch

(cc) Luis Miranda / FayerWayer.com

Apple ha implementado trackpads con Force Touch en su línea de portátiles. No entraremos en mucho detalle respecto a qué es lo que puede hacer Force Touch ya que en nuestra reseña del MacBook Pro 13” 2015, Manu Contreras lo explica a la perfección. El trackpad del MacBook es de buen tamaño, de hecho lo suficientemente amplio para asegurar una buena experiencia de uso.

En las opciones podremos configurar el tipo de respuesta que queremos del mismo. Hay tres niveles que se traducen en la intensidad de respuesta al clic. Force Touch también cuenta con funciones extra en cada aplicación, como cambiar la velocidad de un video de QuickTime o definir palabras en Safari.

De momento solo las aplicaciones de Apple lo aprovechan, aunque tomando en cuenta que la mayoría sus las portátiles se han actualizado a Force Touch, no nos extrañaría ver más aplicaciones que le saquen provecho en el corto tiempo.

Retina Display

(cc) Luis Miranda / FayerWayer.com

¿Cuánto tiempo hemos escuchado el rumor de un MacBook Air con Retina Display? Apple ha decidido integrar esta pantalla en el MacBook de 12 pulgadas, que ofrece una resolución de 2304 x 1440 pixeles. Con apenas 0.88 mm de espesor, Apple dice que es la pantalla más delgada que han producido y para eso han tenido que rediseñar cada pixel ampliando la apertura para que pueda pasar más luz.

Apple utiliza LEDs de bajo consumo de energía y asegura que la pantalla es 30% más eficiente en consumo de la misma, comparada con otras MacBooks. En la práctica la pantalla ofrece un excelente manejo de brillo y color que no se aleja a lo que nos tiene acostumbrados la compañía. En las opciones del sistema se puede personalizar el zoom para aprovechar mejor el espacio.

En lo personal encontré que ajustando el zoom al menor tamaño, la sensación de estar en una pantalla pequeña no pesa tanto. Elementos como menús, iconos y tipografía se ven bien definidos, cosa que no ocurre con el MacBook Air de 11 pulgadas.

Rendimiento y Batería

(cc) Luis Miranda / FayerWayer.com

Apple decidió introducir un procesador Intel Core M en la MacBook, que si bien es eficiente en el consumo de energía, queda a deber en el rendimiento. Sí, queda a deber y mucho, porque fuera de las funciones básicas de navegar en internet, enviar correos, usar redes sociales y hacer ediciones básicas de videos, el equipo no tiene el poder necesario para realizar trabajos más complejos.

En mi caso pude tener 10 pestañas abiertas en Safari, Telegram, iA Writer, QuickTime y Spotify abiertas trabajando sin problemas. A la hora de abrir Photoshop CC y Lightroom para editar imágenes, me vi obligado a quedarme con una o dos pestañas de Safari porque el equipo comenzó a alentarse, y eso que no trabajé imágenes mayores a 50MB o metí filtros complejos que normalmente tienden a reducir la velocidad del equipo.

(cc) Luis Miranda / FayerWayer.com

En el caso de video probé editar un video Full HD de 01:30 min con iMovie. El desempeño de la aplicación es bueno, pude utilizarla sin sentir ralentizaciones al arrastrar varios videos al espacio de trabajo. Si tu objetivo es solo corregir el video que tomas con tu iPhone, el render con Auto-Mejora me tomó apenas un minuto.

En la reproducción de videos 4K también se comporta bien. En ningún momento sentí lentitud o pausas en el video. Por curiosidad hice pruebas de edición en Final Cut X similares a las del iMac 5K. Por cuestiones obvias los tiempos se disparan, la temperatura se eleva al máximo y en algunos casos el equipo impide realizar otras funciones.

Los tiempos que tomó renderear un video 4K de 01:30 min a continuación.

Formato

Tiempo (segundos)

Master File 4K (ProRes)

98

1080p (H.264)  Web Host

129

Directional Blur, Rain, Underwater 1080p (ProRes)

1220

Y como hay algunos que gustan de los benchmarks, aquí dejamos algunas cifras importantes del equipo con Geekbench, Cinebench y Disk Speed Test.

Respecto a la batería, Apple dice que el MacBook ofrece hasta 9 horas de navegación web. En nuestro caso obtuvimos 7 horas con 1 minuto luego de iniciar con 100% de carga. Las activades principales fueron las de un día de trabajo e incluyeron navegar en internet, escribir, escuchar música, editar imágenes en Photoshop CC y al final del día ver un video de 40 min en Netflix. Dejando de lado Photoshop y Netflix, el tiempo de vida llegó a 8 horas con 42 minutos. Gracias al Activity Monitor nos dimos cuenta que el cliente de Tweetdeck para Mac fue una de las tres apps que mayor impacto tuvo en la batería.

A primera vista la cifra es buena, aunque con el MacBook Pro de 13 pulgadas obtuvimos entre 8 y 11 horas.

Veredicto

(cc) Luis Miranda / FayerWayer.com

Apple se las ingenió para diseñar un MacBook ultradelgado, sin ventiladores y con baterías esparcidas en una tarjeta lógica que es mucho más pequeña que la del MacBook Air.

Todo en este portátil se puede medir con porcentajes: tanto porciento más pequeño aquí, tanto más allá y tanto más por acá. Tristemente esta reducción se ve reflejada en el rendimiento. A ratos el MacBook se siente como un iPad con teclado y trackpad.

No dudo que el MacBook encuentre un nicho de mercado y se posicione entre esas personas que solo necesitan un portátil para actividades básicas, o aquellas que lo quieren combinar con el color de su iPhone. El equipo es bonito, práctico y ligero, lo cual lo vuelve un candidato ideal para llevarlo de viaje si decides dejar el iPad en casa.

Por el mismo precio puedes comprar una MacBook Pro de 13 pulgadas con mejores especificaciones y pantalla Retina. El único sacrificio sería en dimensiones y peso, aunque 600 gramos bien podrías soportarlos si a cambio consigues mejor rendimiento y acceso a más puertos.

En caso contrario puedes irte por un MacBook Air de 11 pulgadas.

Lo imperdible

  • Dimensiones y peso
  • Pantalla Retina display

Lo impresentable

  • Procesador de gama baja
  • Un solo puerto USB Type-C
  • Lo delgado del teclado podría incomodar a algunos