Láser antidrones protegerá a líderes mundiales en la próxima cumbre del G7

Láser antidrones protegerá a líderes mundiales en la próxima cumbre del G7

Cuatro lásers de 10 kilowatts condensandos en uno solo a través de un espejo, este dispositivo puede derribar objetivos hasta a 500 metros de distancia.

La 42° cumbre del G7, en la que se reunirán los más importantes líderes mundiales, ha definido ya su sede en el país de Japón para el próximo 2016. Aunque no hay todavía una agenda definida para las fechas exactas de este evento, existe ya una decisión firme en lo que respecta a los sistemas de seguridad que se implementarán, destacando entre todos ellos un curioso cañón láser, diseñado única y exclusivamente para derribar drones.

La amenaza de un ataque terrorista utilizando drones es algo sensata y latente. Hace casi dos años un dron incidentalmente se estrelló muy cerca de Angela Merkel a la mitad de un acto público, un par de metros fue la diferencia entre un impacto directo y este hecho que terminó siendo una situación de anécdota. Hay situaciones más graves, hace apenas unas semanas fue encontrado en el techo del Palacio de Gobierno del Primer Ministro japonés, Shinzo Abe, un dron que portaba rastros de material radioactivo.

Es por ello que la firma MBDA Germany ha creado este dispositivo, capaz de derribar a cualquier dron hasta a una distancia de 500 metros, por medio de un potente láser cuyo diseño recuerda un poco al de la Estrella de la Muerte del universo Star Wars.

Según reporta el Daily Mail, el gobierno japonés se ha acercado ya con los chicos de MBDA, en este proyecto cofinanciado por el Ministerio de Defensa alemán, para realizar algunas pruebas de campo, con miras a poder implementar esta arma en la cumbre del G7 el próximo año.

El “cañón antidrones” cuenta con un radar para monitorear y detectar la presencia de estas naves no tripuladas, utilizando tecnología láser en conjunto con un sensor óptico para fijar y apuntar al objetivo. Cuatro rayos de 10 kilowatts se condensan en uno solo a través de un espejo, para salir disparado con el dron intruso y destrozarlo.

Parece casi algo de ciencia ficción o película de James Bond, pero el fácil acceso a drones de uso comercial y la posibilidad de equiparlos con prácticamente cualquier cosa ha dado origen a esta peculiaridad.