Google Jump a primera vista #io15

Google Jump a primera vista #io15

Probamos los demos de la nueva iniciativa de Google y GoPro.

Google se tomó tiempo para impulsar la realidad virtual durante el Keynote de Google I/O 2015 con dos anuncios: el primero fue que su Cardboard ya soporta teléfonos con pantalla superior a 6 pulgadas y el segundo fue Jump, la alianza con GoPro para producir videos VR con 16 cámaras y un software especial.

En Google I/O tuvimos oportunidad de probar Jump en el stand de Cardboard y la experiencia nos agradó. Jump utiliza cámaras GoPro que se colocan en un arreglo circular, esto te da una visión de 360 grados del video que puede disfrutarse por medio de Google Cardboard.

Foto (cc) Luis Miranda

En Google I/O vimos dos modelos montados en un trípode, uno con un micrófono integrado en la parte superior, y otro que contaba con compartimentos especiales en los que podía deslizarse cada cámara para fijarla al soporte. Ambas estaban impresas en 3D.

Foto (cc) Luis Miranda

Los videos de la demo eran variados. En un momento estábamos en la Antártida, luego pasamos a un yate y más tarde nos encontramos en la playa viendo como una pareja se divertía a lo lejos. A ratos nos ganó la ilusión de estar en un entorno virtual e intentamos caminar para tratar de acercarnos a las personas, obviamente esto no generó nada ya que hablamos de video y no una aplicación dedicada como lo que hace Oculus Rift.

Algunos puntos negativos de esto es que la inmersión no es total ya que es un arreglo circular y los polos no están cubiertos, esto provoca que al mirar hacia arriba o abajo veas un efecto de barrido que rompe con la experiencia. La ausencia de head tracking también juega un papel importante, los ángulos en las tomas son fijos.

Jump no es Oculus Rift u HoloLens, la experiencia es muy similar a lo que Cardboard nos ha entregado. Nos queda claro que el video jugará un papel importante para masificar el VR y Jump puede ser el detonante, gracias a YouTube. El poder utilizar cámaras que puedes comprar en tiendas de autoservicio, un soporte impreso en 3D o que los usuarios puedan acceder con un simple Cardboard para visualizar el contenido en YouTube, facilitarían la adopción de esta nueva tecnología.