Finaliza experimento de científicos aislados 8 meses simulando vivir en Marte

Finaliza experimento de científicos aislados 8 meses simulando vivir en Marte

Experimento busca estudiar el comportamiento de equipos de personas en condiciones tan extremas.

El planeta rojo. Marte. Hace mucho tiempo que el sueño del hombre es poder llegar a vivir ahí. Hace una semana conocimos el primer trailer de la próxima película de Ridley Scott sobre un astronauta abandonado en Marte, y ayer conocimos los primeros videos de Doom 4 que estará ambientado en Marte. Nuestro cercano vecino está siendo nombrado en el ambiente.

Ahora, un equipo de científicos ha emergido tras ocho meses de aislamiento de un domo construido a 2.400 metros de altura en el cráter del volcán inactivo Mauna Loa para simular las condiciones de vida en Marte.

El equipo estuvo viviendo en el domo desde noviembre de 2014 como parte del experimento HI-SEAS de la NASA (Hawaii Space Exploration Analog and Simulation), el que busca estudiar el desempeño de los potenciales astronautas que irán eventualmente a colonizar el planeta rojo.

Los participantes habían sido completamente aislados del mundo exterior, excepto por un canal de comunicaciones que tenía un desfase de 20 minutos para simular el desfase que tendrían las comunicaciones entre Tierra y una nave que se dirija a Marte. Durante los ocho meses que duró el experimento, si salían del domo, debían hacerlo con un traje espacial.

Al monitorear mediante cámaras de vigilancia y sensores de movimiento el comportamiento de la tripulación, la NASA espera desarrollar metodologías de trabajo que les permitan ayudar a los astronautas a mejorar su desempeño, lidiar con problemas de comunicación, o tratar problemas personales como estrés o depresión a lo que serán sometidos en futuras misiones.

Según el principal investigador del estudio, el profesor Kim Binsted de la Universidad de Hawaii:

Los astronautas son gente muy estoica y tienden a ser vacilantes a la hora de reportar sus problemas. Esta es una forma para que las personas en Tierra puedan detectar problemas relacionados con la cohesión del equipo antes que se conviertan en un conflicto real.