FBI sospecha que hackers chinos robaron datos personales de 4 millones de personas

FBI sospecha que hackers chinos robaron datos personales de 4 millones de personas

Registros de oficina de gobierno con datos personales sufrieron intrusión el pasado mes de abril. Desde China aseguran que las sospechas estadounidenses son "irresponsables".

El pasado mes de abril, se detectó una intrusión no autorizada a computadores del gobierno estadounidense. En el ataque se habrían comprometido los datos personales de cuatro millones de personas que trabajan para las diferentes agencias federales de EE.UU.

Y el FBI tiene la sospecha que el ataque viene desde China.

Aunque actualmente, eso no se puede comprobar y se está llevando a cabo una investigación que permita verificar quienes fueron o desde donde lo hicieron. El reporte del Wall Street Journal cita a oficiales de gobierno diciendo que se trata de una de las filtraciones de datos gubernamentales más grandes de la historia.

Según el gobierno chino, las sospechas estadounidenses son infundadas e incluso irresponsables. “Los ataques cibernéticos son anónimos, no responden a fronteras y son muy difíciles de rastrear”.

Por supuesto, no es primera vez que hay tensiones entre China y Estados Unidos por problemas relacionados a seguridad cibernética (o problemas de cualquier otra índole, en realidad). Hace menos de un año, el director del FBI James Comey indicó que hay dos tipos de compañías estadounideses: “las que fueron hackeadas por los chinos y las que no fueron hackeadas por los chinos”.

Ahora bien, la situación podría ser algo más delicada por tratarse de una brecha a oficinas del gobierno. El congresista Adam Chiff asegura que “lo más shockeante es que los ciudadanos esperarían que las redes federales estén protegidas de la mejor forma”, algo que este hackeo se encarga de demostrar que no es así.