En California los conductores de Uber serían considerados empleados [Actualizado]

En California los conductores de Uber serían considerados empleados [Actualizado]

Una comisión laboral en California, ha decretado que los chóferes de Uber sí son empleados, lo que la convertiría en una empresa de transporte.

[Actualización: 17/06] José Eseverri, Gerente de Comunicación de Uber en México, nos contactó para ofrecernos la postura de Uber con respecto a este tema.

“La cabeza utilizada por Reuters (que originalmente reportó la nota) no es correcta. El fallo de la Comisión de Trabajo del Estado de California no es vinculante y aplica únicamente a un conductor. De hecho, la decisión es contraria a un fallo previo de la misma comisión que en 2012 concluyó que el conductor ‘ofreció servicios como un contratista independiente, y no como un
empleado’. Otros cinco estados en la Unión Americana han llegado a la misma conclusión. Es importante recordar que la principal
razón por la cual los conductores eligen trabajar con Uber es porque tienen flexibilidad y control sobre cómo quieren ganarse la vida, incluyendo manejar con otras plataformas tecnológicas.”

Además de lo anterior, Eseverri nos comentó que las personas que decidan ser conductores de Uber, suelen ganar más que en su trabajo anterior, tienen horarios flexibles, oportunidades de crecimiento y están abiertos a grupos que suelen estar marginados en el mercado laboral, como el de los adultos mayores, por poner un ejemplo.

El debate continúa, y está abierto a los que quieran participar.

Una de las defensas que ha realizado Uber en todo el mundo contra los ataques que ha sufrido por parte de asociaciones de taxistas y algunos gobiernos, es que los chóferes de Uber no son sus empleados, sino contratistas. Esa justificación, los limita en lo que pueden y no pedirles a sus chóferes, así como en el tipo de prestaciones que les ofrecen y, de pasada, los ubica en áreas grises legalmente hablando.

Desde Reuters, nos informan que una Comisión del Trabajo en San Francisco, California, ha decretado que los chóferes de Uber sí son empleados y no meros contratistas. De acuerdo a la comisión, Uber está involucrado en todos los aspectos de la operación, razón para acreditarlos con la categoría de empleados.

Uber, por su parte, siempre ha sostenido que son una compañía de software que conecta a las personas con necesidad de un servicio, con otra que lo ofrece. Pero este ajuste, haría de Uber una compañía de transporte, con todas las implicaciones legales y de costos que eso implica; como ofrecer seguridad social a sus chóferes y atenerse a las regulaciones de transporte de cada país. Como es de esperarse, Uber está apelando la decisión.

Todavía es muy pronto para tener un veredicto final, pero para Uber hay mucho en juego y podría marcar un importante precedente que le daría la vuelta a todos los lugares donde la empresa opera actualmente, obligándolos a cambiar su giro, cumplir con las leyes de transporte, ofrecer seguridad social a sus chóferes y, seguramente, incrementar costos.