Dron es usado para introducir droga y tabaco en una cárcel de Puerto Rico

Dron es usado para introducir droga y tabaco en una cárcel de Puerto Rico

Es la primera vez que sucede algo así en la isla caribeña, aunque no es el primer caso en el mundo. De hecho, en enero pasado encontraron uno de estos aparatos que funcionaba como "dealer" para transportar cocaína.

Además de tener aspas que funcionan como cuchillos; bien lo sabe Enrique Iglesias, quien el pasado sábado tomó un dron en pleno vuelo durante un concierto en Tijuana; estos aparatos han sido usados desde sus inicios para algunas misiones del bajo mundo. Digamos que la culpa no la tienen los aparatos, sino quienes los usan, una cosa similar pasa con las impresoras 3D que han sido usadas para fabricar armas de fuego.

Recientemente, la policía de Puerto Rico comunicó la incautación de un dron el día de ayer desde la cancha de baloncesto de la Cárcel Regional de Bayamón en San Juan. Según indican las autoridades, la nave contenía 217 láminas de una posible droga sintética, 3 bolsas transparentes con marihuana, 30 cigarrillos de tabaco, un cargador de celular y 3 clavos.

Esta es la primera vez que se usa un dron para introducir drogas y otras especies en un centro penitenciario en la isla, explica La Tercera. Sin embargo, este no sería el primer caso en el mundo. En noviembre de 2013 cuatro personas fueron arrestadas en Calhoun en Georgia, Estados Unidos, por contrabandear tabaco dentro de una prisión estatal. Otro caso, mucho más reciente, fue el de un dron que se desplomó en el estacionamiento de un supermercado en Tijuana, México, al transportar seis bolsas que en total equivalían a 3 kg de cocaína. Hasta ahora no se han encontrado los dueños de la droga.

De esta forma los drones han demostrado ser bastante prácticos en temas de seguridad, además de no estar regulado su uso en la mayoría de los países. A principios de abril la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) presentó una normativa pionera en el mundo que restringe estos aparatos en Chile, certificando la instrucción del operador, además de especificar zonas prohibidas para su uso como aeropuertos y aeródromos.