Buenas prácticas para mantener un buen rendimiento en Windows

Buenas prácticas para mantener un buen rendimiento en Windows

Como todo sistema operativo, el rendimiento se ve afectado por los residuos y la fragmentación del sistema, pero Windows está preparado para éstas situaciones y aquí aprenderás a sacarles provecho.

Seguramente todos hemos usado una computadora con Windows, un sistema operativo que se ha visto envuelto en críticas por sus vulnerabilidades, que como cualquier otro sistema operativo tiene. Microsoft se ha esmerado por hacer de éste su mejor producto, pero como siempre el usuario final tiene la última palabra y a veces su rendimiento no es la mejor de sus características.

Por supuesto, residuos de 1GB no hacen la diferencia, o ni siquiera un 20% de fragmentación del sistema, porque el hardware lo compensa. ¿Y si el rendimiento pudiera ser todavía mejor? Existen herramientas en Windows que seguramente ya conocías pero siempre ignoraste, porque las considerabas inútiles o simplemente porque otras alternativas te parecieron más efectivas.

Conociendo las herramientas

En primer lugar, mencionaremos las herramientas de Windows que nos permitirán mejorar el rendimiento del sistema operativo, ubicadas desde Inicio > Accesorios > Herramientas del sistema. Prácticamente, sólo nos enfocaremos en tres de ellas y será un paseo sencillo.

Desde el Liberador de espacio en disco, pasando por el Desfragmentador de disco, hasta el Programador de tareas, herramientas de lo más sencillas que sólo necesita un poco de tu atención para entenderlas. Programarlas será una de las principales tareas en cuestión, porque no siempre podemos hacerlo manualmente.

Cabe mencionar que otras herramientas y opciones no se encuentran en este apartado, pero son igual de útiles y serán mencionadas a continuación. Siempre he pensado que existe un orden para todo, y el uso de las herramientas que ofrece Windows también puede tener un orden. Sólo nos basaremos en un razonamiento lógico y simple, para evitar confusiones.

Eliminar archivos innecesarios

La primer herramienta a utilizar es el Liberador de espacio en disco, pero debo mencionar que es necesario iniciar como administrador desde el menú contextual tras hacer clic derecho. Su funcionamiento es sencillo, pero debes prestar atención a todo aquello que deseas borrar, ya que elegir todas las opciones no siempre es la mejor decisión. Sólo considera borrar lo que no necesitas en tu sistema, como por ejemplo, los archivos temporales de instalación, páginas fuera de línea, informes de errores, etcétera.

Comprobación de disco y reparación

Para el siguiente paso debemos acudir a Equipo para abrir las propiedades del disco duro. Ahí iremos a la pestaña Herramientas y haremos clic en Comprobación de disco. A continuación veremos una pequeña ventana similar a la que aparece cuando nuestra memoria USB no está funcionando correctamente. Seleccionaremos ambas opciones y daremos clic en Iniciar. Debido a que no es posible reparar el disco duro mientras se está usando, se programará para el siguiente inicio y dependiendo de su capacidad el proceso puede tardar aproximadamente 1 hora.

Desfragmentación del disco duro o particiones

Finalizado el trabajo, abriremos el Desfragmentador de disco y analizaremos el disco o partición, dependiendo de tu sistema. El resultado se mostrará a manera de porcentaje, para luego comenzar con la desfragmentación, un proceso que llevará por lo menos una media hora, pero que dependerá del grado de fragmentación. Aprovechando el uso de esta herramienta, la programaremos para realizar el proceso automáticamente en un periodo, día y hora determinados.

Programar tarea de limpieza

Finalmente, usaremos el programador de tareas para programar el Liberador de espacio en disco para abrir la herramienta en una hora, día y periodo determinados. Tan sencillo como hacer clic en Crear tarea… para que muestre una nueva ventana, donde podremos asignar un nombre, descripción, parámetros de configuración, condiciones de activación y acciones.

Puedes darle el nombre que quieras, ya que sólo nos importa asignar un Desencadenador, en este caso, Según una programación. Luego de configurar los parámetros, puedes crear una nueva Acción, como Iniciar un programa seleccionando su acceso directo mediante el botón Examinar. Lee con atención cada una de las configuraciones, ya que te pueden ser muy útiles.

Recomendación final

El uso periódico de la herramienta de limpieza y de desfragmentación te ofrecerá un mayor rendimiento, invirtiendo cada vez menos tiempo en su utilización. Otras recomendaciones son no perder de vista los archivos que almacenan los programas en tu computadora y que no son eliminados por completo, que casi siempre se encuentran en la carpeta Documentos.

Aunque no te guste, conserva activas las actualizaciones, crea puntos de restauración antes de cada configuración, asegúrate de que el mantenimiento automático está activado en el Centro de actividades y modifica los parámetros en la Configuración avanzada del sistema conforme al hardware de tu computadora. Sólo es cuestión de echar un vistazo y aprovechar las herramientas y opciones que el mismo sistema operativo ofrece.