Operadoras europeas buscan bloquear la publicidad en teléfonos móviles

Operadoras europeas buscan bloquear la publicidad en teléfonos móviles

Buscan beneficiarse de los ingresos en lugar de ser sólo un intermediario entre el usuario y la publicidad.

A nadie le gusta la publicidad, pero es una manera de obtener ingresos, siendo el negocio principal del gigante tecnológico Google. Muchos desarrolladores la usan en sus aplicaciones para obtener ganancias, pero las operadoras europeas tienen un plan para bloquear la publicidad en sus redes.

Un reporte del Financial Times (vía The Verge) asegura que al menos una operadora europea está lista para comenzar a bloquear anuncios en los meses siguientes, un servicio ofrecido por la compañía israelí Shine, la cual es consciente de los millones de usuarios que usan un bloqueador de anuncios en sus smartphones.

Roi Carthy, director de marketing de Shine, confirmó que el bloqueo por parte de una operadora está por anunciarse, sin especificar su nombre. “Un ejecutivo de una operadora europea confirmó que ella y varios de sus compañeros tienen previsto comenzar el bloqueo de anuncios este año”, dijo. Al parecer mantiene relación con los inversionistas de Shine, la cual pertenece al propietario de Hutchinson Whampoa, que opera tres redes y abarca los países Italia, Reino Unido, Suecia, Dinamarca, Austria e Irlanda.

El objetivo es beneficiarse de los ingresos que en la mayoría son para Google y otras redes de publicidad, obtenidos de los anuncios que consumen un ancho de banda considerable.

Del otro lado del charco, según Carthy, una operadora estadounidense estaría planeando involucrarse, ya que el negocio es remunerable y Google sería el principal objetivo. Ninguna de las estadounidenses se ha pronunciado al respecto, aunque es algo que se veía venir y es incontenible.

Esta medida puede ser riesgosa para las operadoras porque se estarían metiendo en territorio legal, ya que para bloquear tendrían primero que filtrar la información. Entonces sus opciones son ofrecer a sus clientes el servicio de bloqueo pagando una cuota o sólo pedirles su confirmación, aunque probablemente a la industria de la publicidad no le gusten ésta práctica.

Ya veremos cómo se pronuncia Google al respecto y si la neutralidad de la red juega un papel importante en las decisiones a futuro entre ambas partes.