Microsoft HoloLens a primera vista #Build2015

Microsoft HoloLens a primera vista #Build2015

Desarrollamos una aplicación y la probamos en los nuevos lentes de Microsoft.

Muchos estarán de acuerdo en que la demostración de HoloLens fue una de las cosas que más llamó la atención durante Build 2015. Si bien el foco del evento era Windows 10, Microsoft le dio bastante espacio a demos que muestran las posibilidades de la tecnología en múltiples escenarios.

Antes de dejar San Francisco tuvimos oportunidad de probar las nuevas gafas de Microsoft en un ambiente diferente: el de desarrollador. La compañía preparó una sesión de una hora en la que interactuamos con el producto al mismo tiempo que desarrollabamos una aplicación dentro del motor de videojuegos Unity.

Luego de dejar nuestras pertenencias (incluído teléfono, cámaras y cualquier gadget) en un casillero, fuimos conducidos a un pequeño salón en donde fuimos recibidos por un mentor.

Microsoft asignó a personas del equipo de desarrollo de HoloLens para guiarnos por la experiencia, en nuestro caso fue Steve Sullivan quien trabajó como líder de investigación y desarrollo en Lucasfilm antes de integrarse al equipo de HoloLens.

HoloLens

Luego de explicarnos los controles básicos de voz y gestos dentro de un salón, a cada persona fue asignada un PC y un HoloLens para realizar distintas pruebas dentro de un entorno controlado. Los desarrolladores nos dijeron cómo debíamos sostener y manipular el equipo.

Pensamos que el producto era frágil o que tendría algunos cables por fuera, pero una vez que lo tuvimos en nuestras manos la sensación fue distinta. La unidad actual parece un prototipo casi final, al menos en la parte visual el diseño y acabados estarían al nivel de algunos dispositivos VR que se encuentran en el mercado.

El peso del HoloLens no recae en tu nariz sino en la cabeza ya que cuenta con un soporte que puede ajustarse por medio de una rueda giratoria ubicada en la parte trasera. Una vez ajustado basta bajar la zona de las gafas para ver hologramas.

Los HoloLens se conectan al PC por medio de un puerto microUSB, luego podemos acceder a la configuración local por medio del navegador para realizar los ajustes pertinentes. En la demo solo pudimos introducir la distancia interpupilar y cerrar la aplicación que se estaba ejecutando antes de compilar y ejecutar cada demo (un paso que no era necesario, pero se hizo para evitar errores).

Las aplicaciones

Para probar los HoloLens desarrollamos y compilamos una aplicación de Unity. Nuestra sesión fue una versión light de otra que duraba 4 horas enfocada a desarrolladores, así que solo nos dedicamos a abrir un escenario dentro de Unity 5 y realizar unos ajustes antes de compilar. Si bien no escribimos código, el equipo explicó algunas lineas de los scripts que resultan familiares para quienes trabajan en este motor.

Las cinco demos abordaron controles básicos, el primero de ellos era simplemente ver el holograma. La escena “Origami” era una libreta con dos aviones y dos objetos de papel.

La experiencia inicial fue positiva, honestamente pensaba que el holograma no estaría bien definido pero me sorprendí ya que un objeto era una esfera de papel arrugado en donde podía distinguirse la tipografía si te acercabas.

Si bien puedes acercarte y alejarte sin perder de vista (la menor distancia posible la defines en el código) el ángulo de visión está un poco limitado todavía.

La segunda y tercera demo eran para interactuar con gestos y voz. Aquí se activó un cursor con el que pudimos apuntar al objeto y dar una instrucción (Drop Ball, Reset Scene) o utilizar el dedo índice para hacer caer los objetos de papel. Al usar el índice y el pulgar sobre la superficie del holograma pudimos arrastrarla y moverla al lugar que quisimos, luego con un simple movimiento del índice la dejamos fija.

Ambos controles funcionan bien y solo existe un ligero retraso en el control de voz. Le preguntamos al mentor si habría posibilidad de interferencia mientras otros hablan y nos dijo que los HoloLens tienen micrófonos que apuntan a la dirección de tu boca. En la prueba no sufrimos interferencia e incluzo bajamos el volumen de nuestra voz y el micrófono fue capaz de detectarlos.

Algo que me llamó la atención es que el mentor comentó que en la sesión para desarrolladores, algunos cambiaron de idioma el código. No sabemos si se refería a las variables o a los comandos de voz. De momento el dispositivo solo funciona con instrucciones en inglés pero al igual que Kinect podría llegar a múltiples lenguajes en el futuro.

La prueba siguiente fue activar un script que nos permitía ver el escenario en wireframe, y por escenario me refiero al mundo real. HoloLens detecta las superficies de un modo acertado, algunos objetos (como la mesa) tienen más detalle que otros (personas), quienes solo se muestran como bloques.

En el último escenario dejamos caer uno de los objetos de papel al suelo, el cual abrió un agujero y se podía ver un escenario virtual por debajo de donde pisábamos. Nos agachamos y vimos árboles, un lago y algunas montañas de papel.

Tecnología en desarrollo

Sabíamos que utilizaríamos hardware y software en versiones que todavía no están listas. Encontramos algunos bugs, como que el holograma nos seguía o desaparecía y cambiaba de lugar si nos acercábamos demasiado. En una ocasión la instrucción de gesto no funcionó pero se solucionó al matar el ejecutable y volver a compilarlo.

Para aquellos que no lo saben, el programa se ejecuta en los HoloLens. Luego de compilar en Unity para Windows Store, se abre un proyecto en Visual Studio en donde el desarrollador puede hacer ajustes y compilar para el HoloLens. El ejecutable se pasa por medio del cable microUSB o por Wi-Fi.

Las gafas no son molestas, aunque el peso todavía podría optimizarse. Puedes trabajar con ellas frente a tu monitor si las tienes puestas, al menos eso hace el equipo de desarrollo.

El futuro de HoloLens

Luego de realizar las pruebas básicas y ver los demos de Build 2015 nos queda claro que es una tecnología que tiene potencial. En una charla con colegas comentaba que en 15 minutos le vi más sentido a HoloLens que al Oculus Rift (si, la tecnología no es la misma).

Uno de los puntos importantes es cuánto costará. Si tuviera que juzgar basándome en el prototipo que probé podría decir que tendría un costo de entre USD $200 y USD $300. Algunos dicen que costaría lo mismo que una consola como el Xbox One. Por ahora podemos especular.