Rusia desarrollará un sistema operativo para independizarse de iOS y Android

Rusia desarrollará un sistema operativo para independizarse de iOS y Android

El gobierno ruso se valdría de Sailfish, un sistema operativo creado por la finlandesa Jolla.

De la mano de ex-ingenieros de Nokia llegó Jolla, una empresa Finlandesa que en muchas cosas se parece bastante a la antigua Nokia que apostó en un momento por un sistema operativo independiente como MeeGo con un diseño espectacular de dispositivos. De esa herencia llegó los Nokia Lumia 800 con Windows Phone y toda la gama Lumia.

Jolla creó Sailfish OS, un nuevo sistema operativo basado en Linux que quería ser la tercera plataforma para teléfonos y tablets, algo así como lo que Mozilla intenta con Firefox OS o incluso Microsoft con Windows Phone. Ahora puede lograr encontrar un nicho en Rusia, ya que este país quiere independizarse del software de EE.UU. como parte de una guerra política y las altas tensiones entre ambos países.

El Ministro de Comunicaciones de Rusia ha visto en Sailfish un proyecto interesante y competente para crear un sistema operativo de Rusia para rusos, solo que Jolla es una empresa Finlandesa.

Aunque Sailfish tiene el 0,5% del mercado móvil en Rusia, es decir un porcentaje prácticamente invisible. Pero recordemos que Jolla tiene un importante trato con una gran empresa rusa como es Yandex, al ser el proveedor de aplicaciones Android.

Este plan de Rusia por crear un reemplazo a Android y a iOS podría ser rentable para muchas empresas de este país, sobre todo si el estado empieza a subvencionar el desarrollo de nuevas aplicaciones y de subsidios de nuevos dispositivos en las empresas de telecomunicaciones de Rusia.

El Ministro de Comunicaciones de Rusia incluso tiene una fecha especial, el año 2025 donde quieren que los sistemas operativos extranjeros estén por debajo del 50% de cuota de mercado.

¿Es posible? ¿Puede Rusia independizarse de un sistema operativo o de un tipo de terminales? Un país donde uno de los terminales más admirados es el iPhone, de una empresa californiana y donde la mayoría de dispositivos usa el sistema operativo Android, creado por otra empresa de California, parece bastante difícil meter a otra plataforma y que gane el 50% del mercado en solo 10 años.

Foto portada (cc) Maurizio Pesce