El Vaticano apuesta por formatos libres para preservar sus textos

El Vaticano apuesta por formatos libres para preservar sus textos

40 millones de páginas históricas distribuidas en 82 mil manuscritos no pueden depender de formatos digitales privados de Microsoft o Apple.

El open source es el futuro, muchos en la comunidad de FayerWayer lo creemos sin trabas, lo curioso ahora es que resulta que El Vaticano piensa exactamente lo mismo, y por ello ha decidido apostar por los formatos libres de código abierto para la preservación de todo su legado bibliográfico.

De acuerdo con un reporte publicado por V3, en el marco del EMC World 2015, Luciano Ammenti, jefe de sistemas informáticos de la Biblioteca del Vaticano, ha hablado por primera vez y de manera franca sobre su postura acerca de los archivos digitales que está creando, manifestando su convicción de que los formatos libres de código son para él la única forma factible de preservar la historia y legado de su institución en la era digital:

Tratamos de conservar nuestra historia. Se necesita un formato de archivo que se pueda abrir y leer en los próximos 50 años (…) Normalmente se usarían archivos en formato TIFF, pero no es open source y no se actualiza, además de no estar listo para soportar imágenes en 3D, lo que limita la información a preservar.
Así que en su lugar, utilizaremos el formato FITS que es de código abierto, a 64 bits, y es capaz de almacenar todo tipo de información en 3D.

Los archivos de formato FITS (Flexible Image Transport System) parten de una licencia libre BSD-3, desarrollada originalmente por la NASA, y que resulta compatible con prácticamente todos los sistemas operativos actuales, comerciales y abiertos. La presencia de Ammenti en el EMC World 2015 respondió al acto de compartir la experiencia que ha tenido durante los últimos años digitalizando un acervo de 82.000 manuscritos compuesot por casi 40 millones de páginas, uno de los retos más grandes de la historia en materia de conservación de documentos históricos.

De modo que su opinión tiene un peso más válido por la naturaleza del proyecto que le ha sido asignado. Básicamente la postura de Ammenti es que no se debería depender de un formato de archivo dependiente de Microsoft Office o plataformas similares, si lo que se busca es garantizar el acceso universal a futuro de esta clase de piezas de información.

El código abierto y los formatos libres dejan en claro su valor, en todos los campos.