El MIT desarrolla un diminuto robot origami

El MIT desarrolla un diminuto robot origami

Este pequeño robot podría estar destinado a tareas dentro de la medicina para adentrarse dentro de nuestro organismo. Además, se auto destruye terminada su tarea.

Seguramente recordarán esos mensajes de la serie -y películas- de Misión Imposible, donde las instrucciones, después de ser vistas, se auto destruyen. Pues el MIT desarrolló un pequeñísimo robot que después de cumplir su misión, se autodestruye.

En Stuff nos cuentan como este pequeño robot flexible, cual origami, está construido de PVC y al estar en contacto con elementos calientes, se dobla sin necesidad de ninguna intervención externa, logrando impulsarse para caminar. Al mirarlo, parece como un pequeño insecto sacado de alguna película de Transformers.

Este pequeño robot origami, es capaz de cargar hasta el doble de su peso, nadar en agua y seguir trayectorias pre definidas. Terminando su asignación, este robot puede programarse para dirigirse a una solución con acetona que lo destruye por completo, a excepción de su núcleo que consta de un imán que hace las veces de motor y fuente de alimentación.

Aunque se trata de un prototipo, si el MIT sigue con el desarrollo o alguna empresa se interesa en el proyecto, y lo perfeccionan, podría tener diversos usos en múltiples industrias como la militar, minería o la medicina, para operar dentro de nuestros cuerpos, como dicen en IEEE Spectrum. Por lo pronto, hoy no deja de ser un interesante y atractivo robot suicida.