El MIT desarrolla un algoritmo para borrar reflejos en fotografías digitales

El MIT desarrolla un algoritmo para borrar reflejos en fotografías digitales

El algoritmo toma como base los valores de imagen del cristal alrededor del reflejo para emularlo.

En el proceso cotidiano de tomar fotografías digitales, ya sea con nuestro smartphone o alguna cámara profesional, un escenario bastante común es la aparición de reflejos no deseados al capturar la imagen, ya sea en las gafas de la persona retratada, o en alguna vitrina con rebotes de luz dentro del encuadre, se trata de una situación que la tecnología en este campo no había podido corregir, hasta ahora.

Por fortuna, un grupo de investigadores del Massachusetts Institute of Technology (MIT), con aparentemente mucho tiempo libre, ha logrado desarrollar un nuevo algoritmo, capaz de borrar estos reflejos prácticamente en su totalidad y casi de manera automática. Tal y como se puede observar en la siguiente imagen:

(C) Digital Trends

De acuerdo con el reporte publicado en el sitio oficial del MIT, el secreto de este algoritmo reside en las propiedades de reflexión de los cristales que producen el rebote de imagen, mismas que son calculadas para imitar los valores de imagen del cristal en las zonas donde no hay reflejos incidentales. Así lo explica YiChang Shih, uno de los investigadores de la academia, en entrevista con Digital Trends:

Tienes una imagen de los exteriores (A) y otra imagen de los interiores (B), lo que capturas es la suma de ambos retratos. Pero el valor de A para un píxel tiene que ser el mismo que el valor de B para ese píxel a una distancia fija. Esa limitación reduce drásticamente la gama de soluciones que considera el algoritmo.

Sin embargo, el algoritmo el MIT no es 100% original, ya que parte de una técnica desarrollada por la Universidad de Jerusalen en Israel, donde se analiza el color que compone una imagen dividiéndola en bloques de píxeles, a partir de los cuales se calcula la correlación entre cada punto digital.

Además de que falta pulir este algoritmo, la institución realizó una prueba en 197 retratos con reflejos no deseados, teniendo éxito únicamente en 96. No dudamos que en un par de años esta tecnología se convierta en una herramienta común.