Bioquímicas ganan el premio Princesa de Asturias de Investigación

Bioquímicas ganan el premio Princesa de Asturias de Investigación

Su proyecto de edición genética las llevó a obtener el galardón.

El modelo de modificación genética desarrollado por las científicas Emmanuelle Charpentier (Francia) y Jennifer Doudna (Estados Unidos) fue motivo para que el jurado encargado de determinar al ganador del premio Princesa de Asturias de Investigación les otorgara este galardón.

La técnica de nombre CRISPR-Cas9 mostrada desde el año 2012 permite ‘editar’ el material genético a placer. El proceso, encontrado de manera natural en bacterias, es un sistema de defensa contra atacantes de origen viral que modifica el material genético externo para evitar sus efectos dañinos dentro de la célula. Las bioquímicas lograron convertirlo en un mecanismo que permite ‘copiar, cortar y pegar’ dentro del genoma de cualquier animal a demanda.

El avance científico permitiría curar enfermedades genéticas como el cáncer o fibrosis quística desde etapas tempranas del desarrollo embrional. Por desgracia, este tipo de prácticas genéticas son ilegales en un gran número de países. Aun así, Charpentier y Doudna se encuentran trabajando con organizaciones privadas para desarrollar aplicaciones médicas que aprovechan este método pero el camino para que esta técnica pueda ser utilizada con todo su potencial en humanos es largo por recorrer.

El premio Princesa de Asturias de Investigación incluyó una escultura, €50.000, una insignia y un diploma conmemorativo.