Tus gustos musicales se estancan al envejecer, asegura Spotify

Tus gustos musicales se estancan al envejecer, asegura Spotify

Estudio asegura que la gente deja paulatinamente de escuchar música popular con la edad.

La música de hoy en día es horrible” es una frase que adultos han repetido durante una considerable cantidad de décadas. Ya sea sobre los Beatles en los sesenta, Led Zeppelin en los setenta o Queen en los ochenta, siempre han habido adultos que desprecian radicalmente la música que escucha la juventud en su momento.

Acorde a datos analizados por Ajay Kalia de Spotify, y que publicó en su blog personal, ésto se debe a que a medida que creces, dejas de escuchar la música más popular del momento para enfocarte en escuchar música más desconocida o antigua:

Lo que encontré es que, en promedio, mientras que los gustos musicales de adolescentes están dominados por música increíblemente popular, esta proporción disminuye fuertemente cuando uno es veinteañero, antes de que los gustos musicales “maduren” a comienzos de los treinta años de edad.

Los hombres y las mujeres escuchan música similar durante su adolescencia, pero después los gustos por la música masiva en los hombres disminuye mucho más rápido que las mujeres.

A cualquier edad las personas con hijos (lo que se infiere por sus hábitos de escucha) escuchan menos música popular que el usuario promedio a esa edad.

El estudio combina la información de los hábitos de escucha de los usuarios estadounidenses de Spotify, con la información de la popularidad de los artistas de The Echo Nest “para generar una métrica de la popularidad promedio de los artistas que los usuarios escucharon durante 2014“.

El gráfico inferior recopila los resultados del estudio. El eje rojo indica el ranking de popularidad del artista. Mientras más al centro, son más populares. El perímetro del gráfico marca la edad. Como se puede ver, a medida que la edad aumenta se deja de escuchar música popular y masiva.

Como es evidente, el estudio no tiene la rigurosidad de un paper científico ni fue analizado por sus pares para determinar si hay falencias metodológicas, pero de todas maneras entrega un resultado interesante que nos anima a estudiar más el asunto, sobre todo respecto a esa diferencia que ocurre cuando alguien tiene hijos o no: