10 años de Forza Motorsport

10 años de Forza Motorsport

Desde su debut en la Xbox original se ha convertido en una de las franquicias de conducción más completas en consolas.

El 3 de mayo de 2005, hace 10 años y un día, se lanzó a la venta Forza Motorsport en la Xbox original.

La serie nació como una respuesta de Microsoft a lo que era Gran Turismo en la consola de Sony y desde sus inicios estuvo siempre ligado a productos excepcionales. El primer Forza implementó un sistema de daños bien completo -para la tecnología de esa época- y se consolidó como el simulador de carreras por excelencia de Microsoft y de Xbox.

Dos años después, la serie daría el salto a Xbox 360 con Forza Motorsport 2 y un volante diseñado específicamente para el juego. Forza 2 mantuvo la esencia del primer juego agregando más vehículos y gráficos en alta definición, pero no fue hasta Forza Motorsport 3 (2007) cuando la saga dio un gran salto de calidad.

La popularidad de la franquicia llevó a Microsoft a construir un camino alternativo con Forza Horizon, una versión más fiestera y arcade que, sin embargo, mantuvo los pilares de Forza como marca: un sistema de físicas y conducción súper depurado y una representación visual de alto calibre.

Forza Motorsport sigue presente luego de tres generaciones de consolas Xbox. Debutó Forza Motorsport 5 con la Xbox One y el año pasado Playground Games despachó un gran Forza Horizon 2, el que probablemente sea el mejor juego de conducción de la generación hasta ahora. Y este 2015 la saga seguirá adelante en su línea principal con Forza Motorsport 6.

Lo que Microsoft algún día construyó como respuesta a Gran Turismo terminó convertido en algo más que solo gracias al trabajo de Turn 10. Forza en general es tan simulador o arcade como el usuario prefiera, pero por sobre todo es un juego cuyas principales características siempre vienen completas y no a medio terminar.

Felices 10 años para Forza Motorsport.