Unión Europea quiere imponer reglas de operadoras a aplicaciones como WhatsApp o Skype

Unión Europea quiere imponer reglas de operadoras a aplicaciones como WhatsApp o Skype

Las operadoras creen que están en desventaja porque estas aplicaciones ofrecen un servicio similar a ellas y no juegan con las mismas reglas.

Esta es una discusión que viene de lejos en la Unión Europea, una discusión apoyada y empujada al gobierno europeo desde las más altas esferas en las operadoras de la zona. Para muchas operadoras y con una gran presencia de los grandes grupos internacionales como Orange, Telefónica, T-Mobile o Vodafone, las aplicaciones de mensajería y de llamadas VoIP deberían estar reguladas de la misma forma que las operadoras lo están ya que ofrecen servicios similares pero no constan de una infraestructura propia.

A estas aplicaciones sin infraestructura se las conoce como OTT (Over The Top) y son por ejemplo WhatsApp, Skype, LINE, Viber o FaceTime.

Según confirma el diario CincoDías la Comisión Europea sigue investigando este caso y está por presentar un plan legislativo que se anunciaría el próximo 6 de mayo para regularizar estas aplicaciones.

Europa quiere que estas aplicaciones cumplan unas reglas similares a las de las operadoras, como por ejemplo que sean aplicaciones universales y que un usuario de la aplicación X pueda comunicarse con la de la aplicación Y o poner su infraestructura a disposición de otros competidores.

Si las aplicaciones que incluyen servicios VoIP para hacer llamadas de audio se acaban considerando como operadoras tradicionales, estás deberán cumplir una nueva serie de reglas que afectan a como tratan los datos de estas llamadas o que deban ofrecer comunicación con servicios de emergencia en cada país.

Del papel a la realidad

Esta nueva serie de reglas que estarían por presentarse el próximo mes de mayo estarían dispuestas a poner en pie de guerra el mercado de la mensajería con el de las operadoras. La realidad es que ninguna puede sobrevivir sin la otra, las operadoras necesitan estas aplicaciones porque sus clientes quieren usarlas y las aplicaciones necesitan las operadoras para funcionar sobre sus redes.

Aunque aquí hay un tema más económico que la de comparación de servicios con operadoras. Es conocida la opinión de algunos presidentes de empresas de telecomunicaciones que piden que estas aplicaciones compartan las ganancias ya que están haciendo un uso “gratuito de sus redes”.

Ya puede ser Google (Hangouts), Facebook (Messenger, WhatsApp), Viber, Microsoft (Skype) o cualquier otra empresa que empezarán a ver como en Europa no se para de regular para que paguen, no para proteger a los usuarios.

Una de las reglas que podrían imponerse como la interoperabildiad entre aplicaciones es un sueño que jamás podrá producirse por varios factores. El más importante es que a ninguna empresa de estas aplicaciones les interesa hacerlo. Uno de los recursos que estas usan es que sus servicios son gratuitos al contrario que el de las operadoras, por lo que pueden usar una u otra al mismo tiempo sin problema.

Pero no podemos olvidarnos del enorme problema técnico que es que estas aplicaciones puedan comunicarse con otras. Se necesitaría un protocolo de comunicaciones estándar que no todas usan (XMPP por ejemplo) y sin contar que algunas aplicaciones usan cifrado por defecto, mientras que otras no.

El mercado de la mensajería es un caos, sí, pero es un caos difícil de estandarizar y de interpolar unos a los otros.