Samsung niega acusaciones de pagarle a "seguidores" en la presentación del Galaxy S6

Samsung niega acusaciones de pagarle a "seguidores" en la presentación del Galaxy S6

La presentación del Samsung Galaxy S6 en el Shanghai Culture Square tuvo a 1.100 asistentes, 500 de ellos habrían sido pagados.

Samsung pasa por un periodo complicado, otra vez, va saliendo de la controversia de su propio y personal #BendGate con la resistencia del Samsung Galaxy S6 Edge, y ahora se encuentran metidos en otro asunto delicado, ya que han sido acusados de haber contratado a los asistentes a la presentación de su nueva línea de smartphones en Shanghái el pasado viernes.

El reporte, publicado originalmente por el diario local The Paper (vía Want China Times), asegura que la firma surcoreana habría pagado a cerca de 500 personas, prácticamente la mitad de los asistentes, para que actuaran como fanáticos del nuevo Galaxy S6.

Cada "seguidor" habría recibido cerca de USD $5,00 (MXN $75,00 / CLP $3.056) por su presencia a lo largo de una hora, mientras que los reclutadores habrían ganado alrededor de USD $3,20 (MXN $48,00 / CLP $1.955) por cada asistente obtenido.

El sustento de The Paper para esta información es el supuesto informe anónimo de uno de los reclutadores asignados a este proyecto, como parte de una estrategia para proyectar una mayor presencia de la marca en China, tras una progresiva caída de sus ventas en este mercado.

La respuesta de Samsung

Samsung responde al vídeo del Samsung Galaxy S6 doblándose
La compañía ha reaccionado de forma oportuna, publicando en Samsung Tomorrow, el blog oficial de su división de electrónicos, que los reportes difundidos originalmente por The Paper son infundados y sin ningún sustento auténtico, argumentando que cada uno de los asistentes a la presentación fue por voluntad propia tras su invitación formal al evento, que tuvo lugar en el Shanghai Culture Square.

Dentro del mismo comunicado la compañía afirma que han tenido oportunidad de contactar directamente a The Paper, sobre la veracidad de su información y fuentes, quienes ya se han retractado oficialmente "por su historia errónea".

La cuestión es que esta no es la primera vez que Samsung se ve involucrado en esta clase de escándalos, y a pesar de que oficialmente todo fue falso es un episodio que mancha la imagen de la compañía.