ONU se reunirá en Ginebra para discutir el futuro de los "robots asesinos"

ONU se reunirá en Ginebra para discutir el futuro de los "robots asesinos"

La ONU reunirá a expertos en robótica durante 5 días en Ginebra con el fin de buscar una solución para la eventual creación de máquinas con la capacidad de asesinar personas de forma autónoma.

Lo que sólo era posible en películas como "Terminator", muy pronto podría terminar siendo una realidad. Los robots con discernimiento para tomar decisiones autónomas, entre las cuales se incluye asesinar a personas, podrían ser parte del arsenal militar mundial si es que organizaciones como la ONU no logran llegar a un acuerdo para regular este problema.

Para esto, la organización antes mencionada reunirá a expertos en robótica durante 5 días en Ginebra a contar del 13 de abril, con el fin de convencer a la comunidad internacional de los peligros que estas máquinas significan para la existencia humana, y así llegar a una eventual prohibición de estos artefactos.

La idea, según publica El País, es que esta comisión convenza a la comunidad internacional de que las armas mecanizadas sin control humano son peligrosas para el hombre en general, tanto porque son capaces de matar, como porque lo harían sin sentir el más mínimo sentimiento de compasión, lo cual históricamente ha salvado miles, sino millones de vidas. Además, yendo a un hecho bastante más básico, si una máquina de estas características asesina a personas inocentes, ¿de quién es la culpa realmente?

Un texto desarrollado por el Comité Internacional para el Control de los Robots Armados (ICRAC), mantiene como premisa para la prohibición de estas máquinas, que "nos encontramos en un momento crítico en la evolución del armamento. Todavía estamos a tiempo para detener la automatización de la decisión de matar, para asegurarnos que todas las armas siguen estando controladas por seres humanos".

Para ser más precisos aún, las organizaciones Human Rights Wacht y Harvard Law School’s International Human Rights Clinic, publicaron también un informe al respecto, cuya conclusión, después de mostrar extensos y detallados argumentos, es bastante más categórica que el razonamiento anterior:

Recomendamos prohibir el desarrollo, la producción y el uso de armas totalmente autónomas a través de un instrumento legal internacional.

Sólo nos queda esperar a que estas discusiones den buenos frutos, tanto por el bienestar de la raza humana, como por evitar ser borrados, actualizados y/o exterminados, dependiendo de la máquina que decida nuestro futuro.