Review MacBook Pro de 13 pulgadas 2015 [FW Labs]

Review MacBook Pro de 13 pulgadas 2015 [FW Labs]

Analizamos uno de los nuevos MacBook Pro de 2015 con nuevos procesadores, memorias y el mágico trackpad que no se mueve.

Los nuevos MacBook Pro no han cambiado mucho en los últimos años. Estamos en lo que es básicamente el mismo portátil pero con características principales actualizadas. El procesador y la memoria SSD es lo que se suele actualizar cada año en esta gama de portátiles de Apple, pero en este 2015 la gama MacBook Pro recibe una de las actualizaciones más interesantes, un nuevo trackpad.

Parece ridículo estar emocionado por un nuevo trackpad, pero este puede ser el futuro de muchas de las interacciones que tengamos con otros dispositivos, también con el propio portátil.

Lo que más me ha impresionado del MacBook Pro de 13 pulgadas (early 2015) es sin duda su increíble pantalla Retina, que sin lugar a duda deja a su competencia por detrás y que te provoca un gran rechazo a otras pantallas. Pero el nuevo trackpad fijo Force Touch que incluye un motor háptico en su interior es algo de lo más interesante que vamos a ver en esta edición.

Características técnicas

MacBook Pro 13 pulgadas (early 2015)
Pantalla 13 pulgadas Retina (2.560×1.600 píxeles @ 227 PPI)
Procesador Intel Core i5 a 2,7GHz, TurboBoost hasta 3.1GHz
GPU Intel Iris 6100
Memoria 128GB SSD PCI-e
RAM 8GB LPDDR3 a 1.866 MHz
Sistema Operativo OS X Yosemite
Batería 10 horas reproducción de vídeo
Conectividad Wi-Fi 802.11ac, Bluetooth 4.0
Teclado Completo retroiluminado
Puertos 2x USB 3.0, HDMI, 2x Thunderbolt, Auriculares, SDXC
Tamaño 31,4×21,9×1,8 cm
Peso 1,58 kg
Precio España: 1.449€
México: MXN$22,999
Chile: CLP$1.049.990 (Reseller)
USA: USD$1.299

Hardware y diseño

(cc) Manu Contreras / FayerWayer.com

He probado la edición del MacBook Pro de 13 pulgadas con pantalla Retina más simple, con un procesador Intel Core i5 a 2.7GHz y con 8GB de memoria RAM.

En este equipo encontramos todas esas conexiones que amamos tener pero que Apple quiere deshacerse de ellas con el nuevo MacBook. En su lateral izquierdo tenemos el puerto de carga MegSafe, dos conexiones Thunderbolt, un puerto USB 3.0, conexión para auriculares y dos micrófonos. En el lado derecho tenemos otro puerto USB 3.0, conexión HDMI y un lector de tarjetas SD.

(cc) Manu Contreras / FayerWayer.com

(cc) Manu Contreras / FayerWayer.com

No veremos ningún puerto USB Type-C que Apple está adoptando como puerto único para todo tipo de conectividad, tanto de energía como de datos, pero agregar este puerto al nuevo MacBook Pro no parece lógico disponiendo de conexiones USB 3.0 y Thunderbolt.

No hay nada nuevo en cuanto a su diseño, Apple mantiene el mismo diseño de chasis unibody de aluminio que es bastante resistente a los arañazos, aunque no es mágico y sí, acabará arañándose como cualquier material metálico.

Tiene un grosor de 1.8 centímetros y pesa 1,58Kg. Yo vengo de usar a todas horas un MacBook Air que pesa 1,08Kg y si bien es cierto que pesa más, no creo que marque una gran diferencia este peso si lo que buscas es un portátil poderoso pero que además sea fácil de llevar a todos lados. Eso si, si te vas al MacBook Pro de 15 pulgadas el peso aumenta a los 2,02Kg, y ahí se nota el peso extra.

Trackpad Force Touch

(cc) Manu Contreras / FayerWayer.com

Este nuevo trackpad necesita su propia sección en esta reseña, simplemente por la novedad y sus posibilidades ya es algo que tener en cuenta.

Apple siempre ha tenido a mi juicio los mejores trackpads en portátiles. Durante los últimos años no he logrado encontrar un solo portátil que iguale la precisión de este trackpad o las posibilidades multitáctiles que incluye por defecto. No hay competencia y ahora por suerte vemos algunas mejoras en nuevos equipos de Microsoft y de HP.

Pero la estrella es la nueva tecnología que Apple bautiza como Force Touch. Verás en la mayoría de trackpads, incluidas las versiones anteriores de MacBook Air y MacBook Pro te encuentras una superficie que se posa sobre botones físicos. Al presionar la superficie presionas los botones que hay debajo. En esta nueva edición el trackpad está fijado y no se mueve.

Cuando tienes el MacBook Pro apagado eres consciente de que no se mueve, puedes pulsar sobre él que no se mueve. Pero cuando lo enciendes el motor háptico “Force Touch” que hay en su inferior genera una vibración que emula el efecto de clic.

Es algo muy extraño presionar este trackpad, saber que no se está moviendo pero sientes como si lo hiciese. Es una sensación extraña que Apple ha logrado crear.

Pero esta vibración es solo la respuesta física a tu presión, donde Apple ha logrado crear algo único y con muchas implicaciones es en los diferentes grados de presión.

Lo malo de este sistema es que solo está presente en un par de aplicaciones de Apple, el resto de aplicaciones que descargues se seguirán comportando igual. Aparte de Safari, QuickTime, Vista Previa y Mensajes no encontrarás un uso especial al nuevo Force Touch. Y este es su mayor punto débil, Apple debe permitir acceder a Force Touch a más aplicaciones para que sea más útil.

Algunos ejemplos de su uso es, por ejemplo, la definición de palabras en Safari, donde presionando más fuerte de lo normal te muestra la definición de una palabra, si es en otro idioma del que tienes configurado tu mac te muestra la traducción. En Mensajes o en Mail si se detecta una fecha puedes crear eventos para tu calendario presionando de la misma forma.

Donde es más visible este sistema de presión es en la aceleración en QuickTime, donde puedes adelantar o atrasar un vídeo a diferentes velocidades según la presión que ejerzas al trackpad.

El uso de diferentes niveles de presión también está presente en el modo de firmas de Vista Previa, que te permite insertar tu firma usando el trackpad. Esta es sin duda una de las funciones menos usadas y menos interesantes que encontrarás, pero que tiene cierto futuro por ejemplo en aplicaciones de dibujo. Por eso es importante que Apple permita más aplicaciones el uso de Force Touch.

¿Y por qué tanta importancia a Force Touch? El uso normal de una aplicación es que tu puedas usar sobre elementos como listados desplegables, enlaces o botones. Tu presiones y hay un acción que se ejecuta, ¿pero y si las aplicaciones o el navegador pudiese devolverte un aviso en forma de vibración? Esa es la importancia de Force Touch, que las aplicaciones puedan devolver una vibración en modo de alarma o de aviso.

Esta tecnología ya está presente en otro dispositivo, en el Apple Watch y es de esperar que Apple logre integrarla en futuros modelos de iPhone o iPad, con el que será muy interesante como los desarrolladores logran crear una nueva forma de interactividad con nosotros.

Rendimiento y batería

(cc) Manu Contreras / FayerWayer.com

El nuevo MacBook Pro llega con la quinta generación de procesadores Core de Intel, nombre en clave “Broadwell”. En el modelo que hemos probado tenemos un Core i5-5257U de doble núcleo a 2.7 GHz y un procesador gráfico integrado Intel Iris 6100. 8GB de memoria RAM y una memoria SSD de 128GB PCI-e.

Tradicionalmente los MacBook Pro, incluidos los modelos más económicos son capaces de mover cualquier aplicación e interacción “profesional” que puedas pensar. Es decir, no encuentras problemas al editar grandes fotografías con Photoshop, editar vídeo en 4K o crear complicados modelos en 3D. Donde si encontrarás cierta diferencia en estos casos es en la exportación y en el tiempo que tendrás que esperar.

(cc) Manu Contreras / FayerWayer.com

La aplicación de benchmarks para Mac GeekBench nos lanza buenos resultados para esta máquina con una puntuación máxima de 6.208 en 32-bit y de 7.062 en 64-bit. ¿Pero como se compara esto con el modelo del año anterior? Pues en prácticamente nada a nivel práctico. Esta es una comparación con el modelo de 2015 y un modelo similar en 2014.

Este MacBook Pro con un Core i5 a 2.70GHz y 3GB de memoria RAM se comporta muy bien en las tareas básicas que cualquiera puede usar. Navegar por internet, usar aplicaciones de ofimática como Word, Excel, PowerPoint, tener Photoshop CC y/o Illustrator CC abiertos editando archivos. Ningún problema en estos casos. En cuanto a edición de vídeo y si nos centramos en un uso normal con iMovie apenas notamos diferencia con la edición de 2014. Si es cierto que cuando exportamos un vídeo de unos 2 minutos en 1080p el ventilador del equipo se enciende y empieza a hacer bastante ruido, pero apenas tarda un par de minutos en exportar tu proyecto.

La parte crucial de este portátil llega con la batería. Apple dice que su batería da unas 10 hora de uso y, si, bate mis expectativas. En algunas condiciones he logrado superar esas 10 hora por poco más, pero lo más normal es que con la batería cargada al completo y desconectada a las 9 de la mañana, con un uso normal me dure hasta el final del día laboral. En mis mediciones he logrado entre 8 horas con mucho uso de Photoshop CC y reproducción de vídeo hasta las 11 horas con un uso exclusivo de navegación en Internet.

Veredicto

(cc) Manu Contreras / FayerWayer.com

De lejos el mejor Mac que puedes comprar. El MacBook Pro no defrauda para los usuarios de Mac y sobre todo para los que buscan su próximo equipo que le dure los próximos 5 años. Su pantalla Retina es una absoluta delicia visual que puedes configurar para conseguir una mayor resolución con más espacio de escritorio o una resolución más ajustada con la mejor definición en texto y fotografías, aunque la mayoría de las páginas web seguirán mostrando imágenes a una calidad inferior y eso se nota.

No echo de menos más puertos y hasta diría que le sobra su segundo puerto Thunderbolt, pero con conectividad de vídeo HDMI y dos puertos USB 3.0 y tecnologías inalámbricas como Wi-Fi 802.11ac y Bluetooth 4.0 puedes montarte tu PC de escritorio con periféricos externos.

¿Debería comprarme el MacBook Pro o el MacBook Air?

Es la gran pregunta que te puedes enfrentar si lo que quieres es un portátil de Apple. ¿Es mejor un MacBook Air o un Pro de 13 pulgadas? Bien, depende de tu uso. El nivel de batería es más o menos el mismo y por regla general puedes lograr 9 o más horas de uso diario. En cuanto a potencia el MacBook Air monta procesadores más lentos, por lo que si eres una persona que use muchas aplicaciones de edición de vídeo o fotografía, el MacBook Pro es la mejor elección.

Que no te engañe el peso y el grosor, no es una diferencia tan grande como puede parecer y como usuario de un MacBook Air (mid 2013), creo que a la larga merece más la pena un MacBook Pro por su pantalla Retina, potencia y durabilidad.

Lo imperdible

  • Excelente pantalla Retina
  • Nuevo Trackpad Force Touch
  • Bastantes puertos para conectar todo lo que quieras

Lo impresentable

  • Mantiene un diseño que ya empieza a estar muy visto
  • El precio sigue siendo el mayor obstáculo de compra