Review iMac con pantalla Retina 5K [FW Labs]

Review iMac con pantalla Retina 5K [FW Labs]

Un análisis del iMac más reciente con pantalla Retina y OS X Yosemite.

En un mundo dominado por dispositivos móviles todavía existen muchas personas que invierten en un equipo de escritorio. Las necesidades varían, pero una verdad casi suprema es que los equipos de escritorio pueden ofrecernos un mejor rendimiento sin sacrificar una u otra característica del equipo. Apple sabe de esto y por eso mantiene líneas como la iMac o Mac Pro para satisfacer a sus usuarios.

Durante el último mes hemos trabajado con una iMac con pantalla Retina 5K en múltiples escenarios. Desde el trabajo habitual de escribir, consumir contenido multimedia y navegar por internet, hasta la edición de video, modelado en 3D o jugar videojuegos que demanden un equipo poderoso. La experiencia ha sido placentera, a continuación nuestras impresiones.

Diseño

El diseño de la iMac se mantuvo sin cambios hasta que conocimos el modelo ultradelgado revelado a finales de 2012. Dos años después llega un iMac que si bien se mantiene en la misma línea, agrega una pantalla con resolución 5K (5120 x 2880 pixeles) que se convierte en razón de compra. La diferencia más evidente con respecto a su antecesor es que solo existe un modelo a elegir: 27 pulgadas.

Apple no puso a dieta a la iMac Retina 5K, por fuera vemos esos delgados bordes y el marco negro que distingue al modelo. El centro del dispositivo es más grueso debido a la presencia de los componentes y es la parte trasera donde se alojan todos los puertos para interactuar con distintos dispositivos.

A nivel de diseño no hay mucho que decir del equipo, dicen por ahí que si no está roto no lo arregles. La diferencia más evidente con respecto al modelo 2012 es la presencia de dos puertos Thunderbolt 2 en la parte trasera que permiten conectar hasta dos monitores en resolución 4K. Fuera de eso vemos los mismos cuatro puertos USB 3, una ranura para tarjetas SDXC, la entrada para auriculares/micrófono y un puerto Gigabit Ethernet.

Las bocinas estéreo se encuentran ubicadas en el borde inferior, mientras que encima de la toma de corriente encontramos el puerto de acceso para cambiar la memoria RAM. En caso que quieras acceder a él tendrás que desconectar el cable de corriente y presionar un pequeño botón. El actualizar la memoria RAM con el equipo desconectado puede sonar obvio para muchos, en el caso de la iMac Retina 5K es un paso obligado y se agradece el gesto de diseño.

La configuración que nos facilitó Apple México incluía un teclado inalámbrico y un Magic Mouse. Nada que reportar aquí, excepto que si estás interesado en adquirir un equipo de estos tal vez será necesario contar con un mejor mouse o tener un trackpad si estás acostumbrado a trabajar en portátiles.

Pantalla

El diferenciador de la iMac Retina 5K es la nueva pantalla Retina con resolución 5K y una densidad de píxeles de 218 ppi. La pantalla cuenta con un panel de 1,4mm de espesor con un TFT de óxidos para cargar los 14.7 millones de pixeles. Un TCON personalizado capaz de operar la pantalla 5K a una tasa de refresco de 60Hz y una película de compensación se utiliza para controlar la salida de luz de la pantalla y mejorar el radio de contraste.

Tanta jerga técnica se traduce en tres elementos importantes: brillo, contraste y manejo de color. La gente que trabaja en un entorno creativo como fotografía, edición de video, diseño o áreas afines, se sentirá satisfecho con la calidad que ofrece la pantalla.

Por defecto, Apple escala el contenido de la interfaz de usuario en OS X para facilitar su lectura sin sacrificar la resolución del contenido multimedia. Existen tres opciones recomendadas:

  • Texto más grande que es el equivalente a ver el contenido en un CRT con resolución 640×480 pixeles (como cuando instalabas Windows 98)
  • Default, que mantiene el contenido en un tamaño razonable escalado
  • Más espacio Que sacrifica el tamaño de fuente con tal de ofrecer mayor espacio en la interfaz de usuario

Las opciones de escalado en la iMac Retina 5K se comparan con las resoluciones de una pantalla tradicional, en donde Texto más grande equivale a 1600 x 900 px, Default a 2560 x 1440 px y Más espacio a 3200 x 1800 px. Se incluyen dos modalidades extra a 2048×1152 y 2880×1620 pixeles.

De los tres espacios de trabajo recomendados, el Default fue mi compañero por dos semanas y funcionó muy bien en mis actividades del día a día. El tamaño y resolución del texto son adecuadas para tener un par de ventanas del navegador en paralelo, tu lista de contactos de Skype o Adium y una que otra aplicación de pantalla pequeña.

Las últimas dos semanas probé el modo Más espacio y terminé eligiendo esa opción. Trabajar con Lightroom y Photoshop a la vez fue mejor en esta modalidad. El tamaño de texto de la interfaz es más pequeño, pero a la distancia adecuada puedes trabajar sin problemas. La cantidad de aplicaciones que puedes tener en pantalla es mucho mayor.

Apple ofrece esas opciones, pero si quieres desbloquear resoluciones extra podrás utilizar aplicaciones de terceros como SwitchResX, QuickRes o el práctico y gratuito Retina DisplayMenu. Este último activa un ícono en tu barra de estado con un menú de resoluciones.

Se puede activar la resolución nativa de 5120 x 2880 pero honestamente no tendrá mucho sentido ya que el texto es ilegible. Para lo único que sentí necesario este paso fue para desbloquear opciones gráficas dentro del juego BioShock Infinite, el cual no contaba con resolución 5K en el menú de configuración.

Rendimiento

Comencemos por las especificaciones. La iMac Retina 5K que probamos contaba con la configuración básica que incluye procesador Intel Core i5 quad core de 3.5GHz, 8GB de RAM, Fusion Drive de 1TB y un GPU Radeon R9 M290X con 2GB de memoria GDDR5.

El equipo se puede configurar con procesador Core i7 quad core de 4.0GHz, hasta 32GB de RAM y opciones de almacenamiento con Fusion Drive de hasta 3TB o SSD de hasta 1TB. En la parte de RAM, el equipo ofrece cuatro slots para introducir memoria SO-DIMM DDR3 de 1600MHz.

Con los componentes de configuración básica hablamos de un equipo de gama media-alta. No tuve problema en contar con más de 15 pestañas abiertas en Safari, usar tres clientes de mensajería, Spotify, Photoshop, iA Writer y todas esas aplicaciones que usamos para el día a día en Betazeta.

Al pasar a trabajar en paralelo con Lightroom y Photoshop solo experimenté ralentizaciones al aplicar múltiples filtros a imágenes mayores de 2GB. De igual modo si capturas pantalla en PNG (completa) con la máxima resolución, sufrirás un poco de lag al hacer una visualización rápida del archivo con la tecla de espacio.

Al trabajar con Final Cut Pro X con videos en 4K, los tiempos para exportar o renderizar un video de 2 minutos variaron dependiendo de los formatos y el tipo de filtros aplicados. A continuación una lista con el tipo de acción y el tiempo que tomó exportar el archivo al formato seleccionado.

Formato

Tiempo (segundos)

Master File 4K (ProRes)

102

Master File 4K (H.264)

78

1080p (H.264)  Web Host

51

Directional Blur, Rain, Underwater 4K (ProRes)

152

Directional Blur, Rain, Underwater 4K (render)

218

En benchmarks como GeekBench y Disk Speed Test los resultados son los siguientes. El tiempo de arranque del equipo es de 10-12 segundos desde que se presiona el botón de inicio hasta que se tiene acceso al escritorio.

La iMac Retina 5K tiene un GPU y especificaciones decentes para jugar, sin embargo la mejor característica del equipo es su peor enemigo: la resolución. Aquí solo debemos de entender que mientras mayor sea ésta (al igual que el nivel de detalle) el conteo de cuadros por segundo disminuirá considerablemente.

Poniendo como ejemplo el caso de BioShock Infinite, ejecutándose al detalle más alto con la resolución nativa (via Retina DisplayMenu) el conteo de cuadros se mantuvo en 17 pero bajó a 12 o 10 al tener muchos enemigos en pantalla. Si ejecutamos el juego con la pantalla en zoom Default, el juego se ejecutará a 2560 x 1440 px y el conteo de cuadros estará entre 25 y 30 (bastante jugable).

17 cuadros por segundo en resolución 5K

Con los debidos ajustes podrás ganar de 5 a 10 cuadros, nada mal. Otro juego que probamos es el recién lanzado Pillars of Eternity, que utiliza un motor gráfico no muy demandante (Unity). Lamentablemente el juego no está optimizado para ejecutarlo a resolución 5K y sufriremos ralentizaciones.

Una prueba más para conocer el potencial de la iMac es ejecutar el Unreal Engine 4 en su versión para OS X. El motor de juego permite crear videojuegos o recorridos virtuales desde cero y desde el editor podemos probar el hardware que tenemos. Aquí la iMac Retina 5K ejecuta sin problema aplicaciones de rendering realista para arquitectura, pero queda a deber al momento de ejecutar la demo Elemental en la que se muestran todas las características del motor gráfico.

Unreal Engine 4

Si bien los juegos para Mac son contados, ya no vivimos en una era en donde lo único que podías jugar era ese port de Doom 3 de 5 años de antigüedad. El iMac 5K se desempeña bien en la creación de escenarios, modelado en 3D y visualización, pero sufre un poco con efectos más elaborados que se muestran en los juegos de última generación.

Conclusión

La iMac Retina 5K es una buena alternativa para aquellos que buscan un equipo de escritorio todo en uno para editar video en 4K o imágenes de alta resolución. Las especificaciones de base son decentes y permiten ejecutar múltiples aplicaciones sin sufrir ralentizaciones, pero lo más importante aquí es la pantalla. Hasta ahora la opción de Apple es la más accesible si quieres tener un equipo con resolución 5K.

El precio base es USD $2.500 con las especificaciones mencionadas, pero podrás subirlo hasta USD $4.400 si eliges configurarla a tope con Core i7, 32GB de RAM, SSD de 1TB y GPU Radeon R9 M295X de 4GB. Dependiendo de tus necesidades podrás hacer los ajustes pertinentes. La iMac Retina 5K solo permite que el usuario actualice la memoria RAM. El resto de componentes tendrás que configurarlos al momento de realizar la compra.

La iMac Retina 5K no es una Mac Pro, pero es una buena alternativa como equipo de trabajo para aquellos que no requieren tanto poder o que el presupuesto no les da para invertir 6 mil o 10 mil dólares. Eso si, es un equipo para consumidor final que no ofrece las prestaciones de un Xeon o dos GPU FirePro, pero ofrece una pantalla 5K por la que vale la pena la inversión.

Si vives en México, la tienda de Apple ofrece la iMac Retina 5K a un precio inicial de MXN $44.999 (aproximadamente USD $2.925).

Para aquellos con PC, el monitor Dell UP2715K sería la opción inmediata para acceder al 5K. Su precio es de USD $2000 en Amazon, pero requerirá que tengas un equipo decente y una tarjeta de video con al menos dos puertos DisplayPort para poder correrlo a la máxima resolución.