Orden judicial bloquea acceso a Twitter y YouTube en Turquía

por

1252 posts

El gobierno turco acusa que la difusión de la imagen también significa la validación del movimiento terrorista que asesinó al fiscal Kiraz.

El 31 de marzo recién pasado, Mehmet Selim Kiraz, fiscal de Estambul, fue asesinado por el grupo de ultraizquierda Partido Revolucionario de Liberación Nacional, quienes publicaron en Internet una foto que muestra al funcionario siendo apuntado por un arma en su cabeza. Dicha imagen se extendió rápidamente por Twitter, YouTube y Facebook, plataformas que hoy fueron bloqueadas -la última de forma parcial- por las autoridades de Turquía, con el fin de detener la difusión y validación de movimientos terroristas.

A los sitios anteriores, se les suman otros 163 que también publicaron la fotografía, según indica el diario local Hurriyet, quienes también publican que la acción habría sido adoptada por una orden judicial y catalogada como “medida administrativa” del gobierno turco. “Se hizo una petición a Twitter y YouTube para remover la imagen y los posteos, pero ellos no la aceptaron y no nos dieron respuesta alguna. Es por eso que la decisión fue tomada a través de una corte de Estambul”, declaró un oficial turco a la agencia Reuters.

Esta resolución estaría dentro del marco que legislaciones que el estado turco ha venido adoptando desde hace un año, las cuales buscan resguardar la estabilidad del mandato de Recep Tayyip Erdogan, quien ha sido acusado en varias ocasiones de actos corruptos, al igual que sus colaboradores. Dentro de estas medidas, el mes pasado Erdogan logró que se aceptara un poder que permitía al gobierno cerrar páginas web sin el consentimiento de la justicia turca, proyecto que fue finalmente vetado por el Tribunal Constitucional de Turquía.

El fiscal Kiraz se encontraba investigando la muerte de Berkin Elvan, quien resultó herido gravemente gracias al impacto de una bomba lacrimógena disparada por la policía del país, en una manifestación en contra de la administración de Erdogan.