OnePlus One cumple un año marcando la resurrección del fabricante chino

OnePlus One cumple un año marcando la resurrección del fabricante chino

Cumplen su primer año con un solo smartphone a la venta y un elevado número de fans que no para de crecer.

El 23 de abril de 2014 se anunció el nuevo Smartphone OnePlus One, de la empresa OnePlus con base en China. Poco o nada se sabía de este fabricante que nació solo unos meses antes. Con un buen diseño, con el uso de Cyanogen OS como sistema operativo y unos muy buenos benchmarks se empezó a correr la voz sobre ese gran smartphone que a un precio muy bajo, se lanzó para competir contra otros grandes asiáticos como Xiaomi.

OnePlus no compite con Xiaomi porque su producción es mucho menor y no tienen esa fuerza de ventas que Xiaomi ha logrado a base de logros en Asia, pero OnePlus es una empresa que aparenta ser diferente.

Carl Pei, co-fundador de OnePlus | (C) Lifehacker.com

En un año OnePlus ha logrado hacer bien tres cosas. La primera es lanzar su primer producto en la historia de una forma diferente que tan solo ha provocado más que un sentimiento más grande de necesidad para las personas que querían adquirir un OnePlus One. Su formato de venta por invitación se supone se usa para poder tomar los máximos pedidos posibles manteniendo la línea de lo que su línea de producción puede generar. Recientemente antes de cumplir este primer año abrieron la compra del terminal a cualquier persona sin necesidad de invitación, también con rumores de que llegará pronto nuevos dispositivos.

La segunda cosa que han logrado hacer bien es la de crear un smartphone de gama alta con un precio muy ajustado. 298€ por la edición de 16GB, 348€ por la de 64GB que vistas sus características, es un excelente precio.

Lo tercero que ha hecho bien OnePlus es no solo poner a OnePlus como fabricante de calidad, si no elevar el nombre de China como un país que ha sido capaz de superar la fase de copia y producción en masa de lo que se diseña y genera en Occidente para crear sus propios diseños y enfocarse no solo en China, si no a todo el mundo.

Hoy en día OnePlus ya tiene más de 700 empleados, su propio sistema operativo basado en Android y una gran legión de fans que han comprendido que el “Made in China” ya no es lo que era antes.

En el futuro de OnePlus se muestra claramente seguir desarrollando dispositivos de una gama alta a un precio relativamente bajo, pero también se abre la necesidad de crear más dispositivos de una gama media manteniendo la filosofía de precios bajos para poder entrar en más países y competir contra otras semejantes como Xiaomi.