John Oliver realizó la mejor entrevista a Edward Snowden

John Oliver realizó la mejor entrevista a Edward Snowden

El comediante y presentador británico llevó a cabo una de las mejores piezas periodísticas sobre Snowden y los programas de vigilancia de la NSA.

John Oliver, titular del programa nocturno Last Week Tonight de la cadena HBO, llevó a cabo la que podría considerarse como la mejor entrevista al ex espía de la NSA, Edward Snowden.

El presentador británico tuvo la oportunidad de entrevistar a Snowden en un inmueble en Rusia donde actualmente reside este personaje que fue tan polémico al revelar un sinnúmero de documentos de la agencia de inteligencia norteamericana en el año 2013.

El tono de comedia de este presentador fue justamente lo que permitió que Snowden se desenvolviera con respuestas directas y sin rodeos, incluso con preguntas que por momentos lo pusieron contra las cuerdas.

Uno de los cuestionamientos más importantes de Oliver hacia Snowden fue poner sobre la mesa la latente falibilidad de los periodistas que él escogió para divulgar la información de la NSA. En específico señaló la ocasión en la que el New York Times reveló una diapositiva en la que se mostraron ciertas medidas específicas que tomaba la agencia en contra de Al-Qaeda en la región de Mosul en el norte de Irak.

“Es algo jodido”, aceptó Snowden, subrayando que este tipo de situaciones pueden pasar en el periodismo actual pero que esto es un pequeño precio a pagar por el halo de libertad que se gana al dejar la responsabilidad de la divulgación a los periodistas —en este caso Laura Poitras y Glenn Greenwald—.

Otro elemento de gran relevancia en la entrevista fue cuando Oliver le mostró un video al ex miembro de la NSA en el que se realizó un sondeo para saber si las personas en Norteamérica tenían conocimiento sobre la persona de Edward Snowden. Muchos respondieron que no lo conocían y varios lo confundieron con Julian Assange, fundador de WikiLeaks.

“Estoy a cargo de Wikileaks”, bromeó Snowden con una sonrisa en el rostro. “No puedes esperar que todos estén informados de manera uniforme”, sentenció.

Para finalizar, Oliver propuso un ejercicio de gran carga humorística que sin duda sirvió para ilustrar de manera explícita las formas de actuar de la NSA a través de sus programas con respecto a la privacidad de la gente: ¿Qué pasaría si un ciudadano toma una fotografía de su pene y la comparte?

A esto, Snowden respondió lo que pasaría con estas instantáneas con programas como PRISM, Upstream y MYSTIC en donde los derechos de privacidad se ven comprometidos.

Si bien el documental ganador del Oscar Citizenfour fue importante para dar a conocer el acto patriótico de este ex miembro de la NSA, la entrevista de Oliver resultó en un fragmento periodístico que no solo sirvió para que muchas personas tomaran en cuenta lo realizado por Edward Snowden sino que también le dio una idea a este ex espía de la imagen que tienen sus compatriotas de él mismo en territorio norteamericano.