Google: 5% de nuestros usuarios tienen plugins que muestran publicidad

Google: 5% de nuestros usuarios tienen plugins que muestran publicidad

Ya es suficiente con la posibilidad de que tu PC se infecte con algún virus, ahora la posibilidad de que se instale alguna extensión de publicidad es más común.

Que la publicidad es uno de los negocios más importantes de la web es algo obvio, pero aparte de ver banners o nuevos formatos de publicidad, algo que aun no se ha logrado arreglar son las técnicas intensivas de mostrarlas.

Un nuevo estudio de Google comenta que el 5% de sus usuarios se le han detectado plugins que muestran publicidad sin su consentimiento. Es decir, estos usuarios usan un navegador como Chrome, Internet Explorer o Firefox con una extensión que puede o no ser responsables de instalarla y que les inyecta en su navegación diaria publicidad que el dueño de esa web no ha permitido.

Más del 5% de las personas visitando los sitios de Google tiene por lo menos un inyector de publicidad instalado. De ese grupo, por lo menso la mitad tiene dos inyectores instalados y casi un tercio tiene al menos cuatro instalados.

Estas son cifras muy preocupantes- Un 5% de los visitantes de un sitio de Google son muchos millones de usuarios que están infectados y no saben o no pueden desinfectar su sistema.

De la misma forma que Lenovo instalaba en sus portátiles el adware Superfish y cambiaba como se mostraba la publicidad en sitios como Google o Amazon, estos plugins son un peligro para la seguridad de millones de personas.

El dilema del navegador “abierto”

Google se queja de esta cifra, que ciertamente debería preocuparnos a todos, porque de una u otra forma afecta a alguien que conocemos.

Los responsables de estos plugins conocen bien como programarlos para que vayan incluidos en otras aplicaciones, como por ejemplo se descubrió recientemente con la popular uTorrent. El desconocimiento o poco cuidado con la instalación de aplicaciones puede llegar a ser un problema de seguridad, pero ¿qué parte de culpa tienen los desarrolladores de navegadores?

Hoy en día un navegador sin plugins no es nada. Chrome, Safari, IE, Opera, Firefox… Todos ellos disponen de plugins que permite agregar más funciones a tus hábitos de navegación. Pero esta misma apertura también obliga a tener un control más cerrado de lo que se puede y no se puede hacer con ellos.

Muchos de los plugins que inyectan publicidad en las páginas web lo hacen de una forma tan descarada y mal implementada que podría explicar por otro lado el por qué de tantos millones de usuarios usando extensiones antipublicidad como Adblock.