Estudio sugiere que excederse en el consumo de vitamínicos puede causar cáncer

Estudio sugiere que excederse en el consumo de vitamínicos puede causar cáncer

Vitamina E, beta-caroteno y ácido fólico, fueron los tres vitamínicos estudiados, revelando un sustancial incremento de riesgo al excederse en las dosis recomendadas.

Vivir mata, y también el propasarse con los tratamientos preventivos y aparentemente inofensivos para la salud. De acuerdo con una investigación recién difundida el consumo excesivo de suplementos vitamínicos en formar de píldoras podría disparar dramáticamente las probabilidades de contraer cáncer y afecciones cardiacas entre sus consumidores.

Tales estimaciones son producto de una investigación que habría tomado más de una década en desarrollarse, por parte de un equipo de investigadores coordinados por el Doctor Tim Byers, Director Asociado del Centro para la prevención y el control del Cáncer en la Universidad de Colorado, en Estados Unidos, quién comenzó su estudio bajo la curiosidad de descubrir si los suplementos vitamínicos serían tan benéficos como el consumo ordinario de los vegetales y frutas que los contienen naturalmente.

De acuerdo con un reporte publicado recientemente en Medical Dialy, la investigación de Byers se concentró en tres vitamínicos principalmente, los más populares: vitamina E, beta-caroteno y ácido fólico. Analizando el comportamiento entre pacientes que lo consumían con regularidad por prolongados periodos de tiempo.

(cc) mconnors

Estudiamos a miles de pacientes durante 10 años que tomaron suplementos dietéticos y placebos. Hemos descubierto que el consumo excesivo de vitaminas y minerales puedes hacer más daño que bien.

Entre los descubrimientos afirmados se señala que al excederse en el consumo de ácido fólico las probabilidades de contraer cáncer se dispararían en un 56%, mientras que en dos ensayos ejecutados sobre suplementos de betacaroteno se encontró que al tomar más de la dosis recomendada se incrementó el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón y enfermedades cardíacas en un 20%.

En lo que respecta a la Vitamina E el panorama también es alarmante. La investigación que abarcó a cerca de 35.000 personas entre 2001 y 2014 dentro de los Estados Unidos, encontró que tomando demasiados comprimidos de dicha vitamina se aumentaba el riesgo de desarrollar cáncer de próstata en un 17%.

El consumo de este tipo de vitamínicos es demasiado común, aún así la investigación de Byers afirma que el consumo dentro de las dosis recomendadas no representas ningún peligro, el exceso sería el problema.