Bug en Bloodborne hace que los jefes sean más fáciles

Bug en Bloodborne hace que los jefes sean más fáciles

Solo hay que dejar la consola prendida por muchas horas y poco más.

Es muy posibe que exista gente por ahí que quiera que Bloodborne sea algo más fácil. Y hay una forma: dejar la consola encendida con el juego corriendo por muchas horas.

Hecho esto, los jefes se vuelven más fáciles.

No se trata de un modo secreto ni nada por el estilo, sino más bien de un bug descubierto hace unos días por un usuario de Reddit que reduce la dificultad, especialmente la de los jefes. Técnicamente, más que reducir la dificultad lo que hace el error es limitar las rutinas de ataques de los jefes y para muestra, dos videos:

Martyr Logarius en “modo fácil”:

Martyr Logarius en versión normal:

En el hilo de Reddit se comenta que este problema se soluciona reiniciando el juego, pero que dejarlo en modo suspendido no sirve; hay que salir al menú cerrando el juego y ojalá, apagando la consola. Mal que mal, después de muchas horas siempre es bueno darle un descanso.

Es posible que en From Software ya investiguen la situación y que sea corregida en un futuro parche. Al igual que los tiempos de carga, que siguen tan extensos como antes.

Por lo demás, el consejo está sobre la mesa: si tienen problemas con la dificultad del juego, ya saben que hacer. Ahora, si la idea es mortificarse también pueden ver a ese tipo que terminó el juego en 44 minutos, o a ese otro que lo completó sin subir de nivel.