Exingeniero de la NASA quiere plantar mil millones de árboles al año usando drones

Exingeniero de la NASA quiere plantar mil millones de árboles al año usando drones

Con BioCarbon Engineering el uso de drones para plantar árboles en grandes cantidades podría costar hasta 85% menos que los métodos actuales.

BioCarbon es el nombre de la iniciativa desarrollada por Lauren Fletcher, un antiguo ingeniero de la NASA que ha decidido poner en práctica toda su experiencia en la Agencia Espacial y sobre el manejo de drones, para lograr una meta ambiciosa a favor del equilibrio del planeta Tierra, aprovechando esta tecnología de naves no tripuladas para ejecutar un plan de inseminación en territorios fértiles que le permitiría plantar mil millones de árboles en un año.

El uso de drones para fines ajenos a los militares o lúdicos parece una realidad inevitable, y en el caso de BioCarbon Engineering encontramos una de sus aplicaciones más interesantes, bajo el objetivo de erradicar los problemas climáticos del planeta, a base de combatir la deforestación plantando millones de árboles:

[vimeo]https://vimeo.com/125750538[/vimeo]

De acuerdo con Good News Network, el método de BioCarbon será relativamente sencillo, ya que operaría una serie de drones para sobrevolar sobre terrenos fértiles, a una altura de dos o tres metros por encima del suelo, soltando una serie de vainas con semillas pregerminadas, que al hacer contacto con la tierra iniciarán su proceso de camino a dar origen a un nuevo árbol, impulsando su crecimiento.

De acuerdo con las estimaciones de la firma, su modelo de plantación sería capaz de plantar cerca de 36.000 árboles al día, mil millones en un año, si todo se ejecuta de acuerdo al plan actual. En declaraciones con International Business Times, Fletcher habla de las bases que marcan la innovación de su propuesta:

Vamos a luchar contra la deforestación a escala industrial mediante una reforestación a escala industrial. La única forma en la que podemos resolver este viejo problema es con nuevas técnicas que no existían antes. Mediante este enfoque (con el uso de drones) podemos hacer frente a la magnitud del problema que hoy existe.

La mayor virtud de este modelo, según indican en el reportaje, y fuera de las pruebas de efectividad, que no son tan abordadas por la compañía en su sitio web, residen en el costo, ya que el uso de la tecnología de drones a esta escala abarataría los costos significativamente, ya que plantar 36.000 árboles en un día costaría apenas el 15% del monto actual con métodos tradicionales utilizando personal humano.

BioCarbon Engineering va iniciando su proyecto, y tienen muchos obstáculos por librar, sin embargo la perspectiva es buena.