Tesla ve como un riesgo la modificación de sus autos

Tesla ve como un riesgo la modificación de sus autos

La compañía de autos de Elon Musk no quiere que "enchules" tu máquina.

Tesla Motors ve como un riesgo la personalización de sus vehículos de parte de sus mismos consumidores.

En el reporte anual de Tesla en donde se detalla la lista de riesgos para el negocio de la compañía destaca un apartado en donde se subraya la preocupación de la empresa creada por Elon Musk en relación con los cambios que los usuarios puedan realizar a diferentes componentes de sus automóviles.

Asientos, cableado, neumáticos y otros elementos añadidos representan un riesgo para la seguridad de los usuarios, según Tesla:

Aficionados a los automóviles pueden tratar de “hackear” nuestros vehículos para modificar su desempeño lo cual podría comprometer los sistemas de seguridad del vehículo. Además, somos conscientes de clientes que han personalizado sus vehículos con partes de mercado secundario que puedan comprometer la seguridad del conductor. Por ejemplo, algunos clientes han instalado asientos que elevan al conductor de tal manera que la bolsa de aire y otros sistemas de seguridad podrían verse comprometidos. Otros clientes han cambiado los neumáticos, mientras que otros han instalado sistemas de altavoces grandes que pueden afectar los sistemas eléctricos del vehículo. No hemos probado, ni tampoco respaldado, tales cambios o productos. Además, el uso de cableado externo inadecuado o salidas de carga inseguras puede exponer a nuestros clientes a lesiones por electricidad de alto voltaje.

Accidentes provocados por estas modificaciones y la mala publicidad resultante es la principal inquietud de Tesla hacia este tipo de prácticas de parte de sus consumidores:

Tales modificaciones no autorizadas podrían reducir la seguridad de nuestros vehículos y las lesiones resultantes de tales modificaciones podrían resultar en publicidad adversa que pueda afectar negativamente a nuestra marca y dañar a nuestros negocios, perspectivas, condición financiera y resultados de operación.

Si bien es una noticia que no gustará a los apasionados de las modificaciones en los autos, Tesla tiene argumentos válidos en favor de la seguridad de los usuarios para no condonar los cambios personalizados en sus vehículos.