Hay ya casi 500 millones de conexiones 4G LTE en el mundo

Hay ya casi 500 millones de conexiones 4G LTE en el mundo

La asociación 4G Américas revela un informe donde da cuenta del logro de 498 millones de conexiones 4G LTE en el mundo, la mayoría de ellas en América

La infraestructura de red 4G LTE sigue su crecimiento a lo largo del mundo, a ritmos muy dispares pero en una dinámica similar, donde cada nación bajo su propia agenda va integrándose poco a poco a esta nueva generación de telecomunicaciones que permiten mayor estabilidad en servicios de llamadas y velocidad excepcional en materia de navegación móvil, ahora se ha llegado a un nuevo récord, al lograr casi 500 millones de conexiones 4G LTE en el mundo.

Así lo reporta a través de un comunicado de prensa la organización 4G Americas, una asociación sin fines de lucro, que ha difundido las últimas cifras estadísticas de la firma Ovum, en donde se dan cuentan de un total de 498 millones de conexiones 4G LTE en el planeta, siendo América del Norte uno de los territorios más cruciales con cerca del 33% del total de las entradas, con 164 millones, dando fe de su posición como líder de la industria por su participación de mercado, penetración y cobertura.

Actualmente los servicios 4G LTE representan cerca del 40% del total de las contrataciones de telefonía móvil en América del Norte, un cuadro dispar y contrastante al compararse con el de otras naciones del mismo continente como Argentina o Chile, donde la penetración de esta tecnología es relativamente nueva.

AT&T, Sprint, T-Mobile y Verizon son los principales operadores del continente con los países anglosajones, sin embargo América Móvil, Telefónica y demás operadoras familiares, son las que rigen el mercado en América Latina, un territorio que ha tenido un desempeño impresionante con un crecimiento anual del 488%, logrando ya los 12 millones de conexiones 4G LTE al cierre de 2014.

El sur del continente americano es sin duda todavía territorio 3G, apenas ayer dábamos cuenta de la situación en Chile, donde esta clase de redes 3G era absoluta novedad en algunas regiones, aunque todo apunta a que esta realidad cambiará radicalmente en menos tiempo de lo esperado.