Final Fantasy XV - A primera vista

Final Fantasy XV - A primera vista

La promesa de algo grande.

[gallery ids="564971,564972,564973,564974,564975,564976,564977,564978,564979,564980,564981,564982,564983"]

Decir que esperaba jugar más Final Fantasy Type-0 HD que Final Fantasy XV: Episode Duscae, el demo de la entrega con número quince de la franquicia creada por Hironobu Sakaguchi, sería una falacia.

Han pasado casi 9 años desde que se anunció Final Fantasy Versus XIII —que se convertiría después en Final Fantasy XV— y es hasta ahora que podemos jugar una versión tangible de aquella revelación de mayo de 2006.

Algo de lo que nos quejamos en las iteraciones de Final Fantasy XIII fue la falta relativa de exploración en su constructo. Es así que en este demo Square Enix nos avienta a un mundo rico para recorrer y explorar, a pesar de ser una fase de prueba.

Final Fantasy XV: Episode Duscae es un microuniverso que nos demuestra las principales características que veremos en el futuro, casi como si fuera el elemento primario de un fractal. El sistema de combate, la modalidad de guardado y progresión, la batalla contra un jefe de nivel y hasta elementos escondidos como el summon Ramuh son un deleite para probar en esta demostración.

El demo empieza con un tutorial en donde te enseñan las mecánicas principales. Dejar presionado el botón X —en la versión de Xbox One que probé— hace que Noctis, el personaje principal, realice su ataque básico. Con el botón Y accionarás un poder especial asignado a tu arma principal y con A te lanzarás de manera fugaz hacia tu contrincante.

Tanto el poder especial como el ataque básico dependen del arma que escojas como principal, aunque puedes cambiar de arma a placer durante el combate.

Estas mecánicas ofensivas se sienten bastante bien a la hora de ejecutarlas pero hay un elemento de defensa que no se fusiona de manera tan fluida a la hora de los combates. Dejar presionado el bumper izquierdo hará que Noctis se cubra de los embates enemigos  y esto le restará puntos de magia —los cuales se regeneran con el tiempo y con tu desempeño general—. Si combinas esto con el botón de ataque básico en el momento preciso, Noctis realizará un contraataque que hace más daño a sus contrincantes. A pesar de poder seleccionar a un enemigo para atacarlo de forma directa, esto se vuelve un tanto complicado cuando te rodean muchos adversarios.

Las batallas se dan cuando te acercas demasiado a un grupo de monstruos o soldados. Dependiendo de tu desempeño se te otorgarán puntos de experiencia que se añadirán a los cuatro integrantes de tu party.

Un elemento interesante y sustancial en el sistema de progresión es el acto de acampar. Cada que lo realizas tu equipo regenerará su salud pero lo más importante es que los puntos de experiencia adquiridos de manera previa se añadirán en este momento a tu party. Además, dependiendo de ciertos items que hayas recolectado antes, tendrás efectos específicos como velocidad para atacar o resistencia a algún tipo de magia.

Desde que se anunció el demo se reveló que no contaría con la resolución y poder gráfico del videojuego final. Lo que ves en las imágenes de la galería son instantáneas que seguramente fueron retocadas ya que el demo se observa bastante pobre en la parte visual.

Episode Duscae es un tajo de trabajo que al momento sigue en desarrollo. Éste promete conjugar elementos clásicos como la exploración con mecánicas de combate que se sienten frescas en primera instancia.

Final Fantasy XV se observa en el panorama como un Final Fantasy importante, de esos de los que se habla por años.