[metroimage ids=”38-180449,38-180450,38-180451,38-180453,38-180455,38-180457,38-180458,38-180459,38-180461,38-180463,38-180465,38-180466,38-180468,38-180471,38-180472,38-180473,38-180474,38-180477,38-180479,38-180481″ imagesize=”large”]

Dragon Ball Xenoverse [NB Labs]

Kamisama puede ser muy cruel.

Plataformas: PlayStation 4, Xbox One (revisada), PC, PS3, Xbox 360
Desarrollador: Dimps
Distribuidor: Bandai Namco

Xenoverse es una de las apuestas más grandes de Bandai Namco en donde recae la esperanza de abogar por la fanaticada más hardcore de Dragon Ball, alejándose de experimentos fallidos como el fatídico Dragon Ball Kinect. La forma en que la historia se presenta atiende significativamente más hacia el fanático dedicado que al casual. Las escenas cinemáticas se presentan asumiendo que ya conoces lo sucedido en el universo del anime original. “Oh, me acuerdo de este momento cuando Goku dijo esto y lo otro” es uno de los pensamientos que cruzarán por la mente de aquellos que tengan en su mente y corazón la obra del virtuoso Akira Toriyama.

La historia en definitiva no se lleva las palmas por ser la más sobresaliente pero se esfuerza en tener coherencia en su eje. Un par de villanos está cambiando la historia del universo de Dragon Ball en momentos importantes del tiempo y espacio. Como respuesta, Trunks junta las Esferas del Dragón para invocar a un héroe poderoso… Tú.

Si bien esto atrae a los fans de Dragon Ball, un problema grande es que esto tal vez era todo muy novedoso e interesante hace unos 15 años, y a pesar de todas las características adicionales y nuevos elementos de la historia, el modo de juego real se observa flojo —como el ki de Yamcha—. Mucho de esto es sin duda debido al hecho de que el juego está más interesado en la construcción de las capacidades establecidas de los personajes en materia de superpoderes en lugar de ampliar el juego más allá de las limitaciones de la licencia.
No ayuda nada que la inteligencia artificial carezca por momentos precisamente de eso: Inteligencia. Esto se da a notar sobre todo en los personajes que se supone que son aliados. Estos son tristemente esencial para la historia y el juego en general ya que las peleas de tres contra tres una de las grandes nuevas características del juego y, por ende, aparecen muchas veces. En el modo de campaña también se exploran otras nuevas ideas, como cápsulas que te dan un impulso en los stats de tu peleador durante la partida, pero en realidad es la historia que se desarrolla y los modos extra los que están destinados a ser la gran nueva atracción.

Las arenas y escenarios en 3D hacen que pongas un fuerte énfasis en los ataques de posicionamiento y distancia, pero a pesar de la presencia una amplia gama de bloqueos, impulsos, teletransportación y contraataques el combate real se basa en un sistema muy simple de combos y ataques especiales. El juego casi se convierte en una versión especializada de piedra- papel- tijera y aunque eso ayuda a garantizar su autenticidad rápidamente se vuelve reiterativo.
Hay una gran variedad de opciones de personalización, incluyendo el modo para crear un personaje —importante para la campaña de un solo jugador— y algunos aspectos que le dan sentido al modo de progresión, incluyendo la adición de nuevos movimientos y habilidades como subir de nivel más allá del modo historia.
Hay todo un abanico de misiones secundarias adicionales y desafíos extra para aumentar de nivel a tu personaje pero más allá de verse como modalidades opcionales se llegan a convertir en elementos obligados para que no sucumbas de manera fácil a los ataques devastadores de tus contrincantes en el modo de campaña.

Ciudad Toki Toki, el nuevo mundo-pueblo que hace las veces de hub parecería un tanto innecesario aunque no se observa mal visualmente —al igual que todo en el juego—, pero resulta que algo tan simple como seleccionar un modo se vuelve una acción un tanto sosa. Una pantalla de menú sencillo hubiera logrado el mismo resultado con mucha más rapidez. El mundo de Toki Toki es muy grande, pero por alguna razón te quitan la posibilidad de volar para desplazarte con velocidad.
Su propósito principal es el fomentar la utilización de las opciones en línea del juego que sin duda se muestran interesantes especialmente teniendo en cuenta los elementos de rol y los enfrentamientos en línea. Por desgracia, en la mayoría del tiempo que estuve jugando los servidores de Xenoverse no funcionaban.

De hecho hay mucha cantidad de contenido aquí para satisfacer a aquellos que gustan de modos de campaña extensos, especialmente si tomamos en cuenta el esfuerzo adicional de los desarrolladores invertido en el modo historia. Aun así, si le quitaramos la marca Dragon Ball a este videojuego sin duda quedaría a deber.
Porque si bien la autenticidad de Xenoverse es su característica más atractiva para los aficionados existentes es también la razón por la cual es poco probable que alguien ajeno a este universo lo encuentre satisfactorio.

Los destacados visuales con la hermosa técnica del cel-shading aprovechan al máximo las capacidades de las consolas de Sony y de Microsoft. Sin duda esto es lo más cercano que se ha realizado para tratar de alcanzar el concepto de “anime interactivo”.

Dragon Ball Xenoverse apuesta por la nostalgia de aquellos que pasaban sus tardes viendo la caricatura en la televisión, más que en su mismo modo de juego. Freezer, los androides, Cell, Majin Boo, y hasta los personajes de la más reciente película de la saga estarán presentes para hacerte revivir esos momentos gloriosos de acción y aventura.

¿Qué significa esto?

Este artículo fue realizado con una copia del juego proporcionada por el distribuidor.