Skully AR-1 reunió más de USD $11 millones para su fabricación

Skully AR-1 reunió más de USD $11 millones para su fabricación

El primer casco inteligente para motociclistas es constantemente comparado con Google Glass por su concepto de realidad aumentada panorámica.

El AR-1, desarrollado por la compañía estadounidense Skully, es el primer casco inteligente del mundo diseñado para el uso motociclístico, el cual lleva el concepto de la realidad aumentada a otro nivel. Reunió más de USD $2 millones en su campaña de crowdfunding en IndieGogo, pero su financiamiento por parte del sector privado alcanzó los USD $11 millones, asegurando así una producción en serie para el corto plazo.

La gracia del producto es que, tal cual lo veíamos en las películas de ciencia ficción, el vidrio del casco te muestra información relevante sobre la navegación de la moto, como la geolocalización, espejo retrovisor virtual, e incluso el reproductor de música, según los necesites, sin que tengas que quitar la vista del camino.

(c) skully.com

Teniendo en cuenta el auge que han tenido los vestibles, hace bastante sentido que hoy todos nuestros aparatos tengan Internet siempre y cuando sean estos necesarios. Por motivos de seguridad, los conductores no debieran tener mayores distracciones a la hora de manejar sus vehículos por la calle, sin embargo fue gracias a eso que el casco fue creado. Marcus Weller, CEO de Skully, creó el AR-1 después de chocar su motocicleta contra un auto tras leer señales de tránsito, lo cual es precisamente lo que quiere evitar con este accesorio, además de brindar la seguridad mínima que todo motociclista debiera tener.

“La industria del casco básicamente se ha mantenido sin cambios durante 50 años”, dijo Weller, agregando que “es una vertical que no se ha tocado y que no tiene conexión a internet alguna”.

El primer casco inteligente del mundo, publica Forbes, podría estar disponible a finales de marzo, aunque no se indican los lugares en donde se venderán estos dispositivos.