Autoridades confirman que el avión de Germanwings fue estrellado deliberadamente

Autoridades confirman que el avión de Germanwings fue estrellado deliberadamente

El supuesto intento de suicidio del copiloto con tan sólo 630 horas de vuelo y la grabación de la caja negra ya apuntan al principal responsable.

A un par de dias del accidente en los Alpes franceses del vuelo GW9525 con ruta de Barcelona a Düsseldorf, las autoridades han podido confirmar que el siniestro fue causado intencionalmente por el copiloto de la aeronave.

Luego de una revisión exhaustiva de una de las cajas negras encontradas en el Airbus A320, se apuntó al copiloto como principal responsable, luego que las grabaciones indicaran que el piloto salió de la cabina para ir al baño, pero cuando regresó se encontró con la puerta cerrada. Estando a 38.000 pies de altura, el piloto intentó abrir la puerta ingresando un código de acceso, pero al parecer su compañero activó un control de bloqueo.

Según la información inicial, la aeronave despegó de Barcelona a las 9:55 horas y mantuvo comunicación con la torre de control hasta las 10:39. El avión se mantuvo en caída libre durante 8 minutos, mismos en que se mantuvo un silencio total por la radio, para luego tener un desenlace fatal, estrellándose en una zona de difícil acceso.

Presunto culpable

El copiloto Andreas Lubitz sólo tenía 630 horas de experiencia de vuelo y se ha dicho que pudo intentar haberse suicidado, aunque esto no está confirmado. Habría aprovechado cuando el piloto salió de la cabina para tomar el control total de la aeronave y cometer suicidio, estrellando el avión con 150 pasajeros a bordo, entonces considerado como un asesinato.

Por otro lado, Lufthansa, la compañía dueña de la línea de vuelos de bajo costo Germanwings, dice encontrarse sin palabras por la causa del siniestro, ya que el avión se encontraba en perfectas condiciones. Sin embargo, aquí es donde encontramos al verdadero culpable: la falta de un examen psicológico que pudo ser clave para evitar este hecho deliberado.

Aún es una incógnita

Ya se ha investigado el pasado del copiloto Lubitz para comprobar si existe algún vínculo con grupos terroristas, sin que pudiera ser confirmado. Por ahora, la única versión convincente es que el avión fue siniestrado a propósito por razones personales, un hecho lamentable que vuelve a repetirse 2 años después de un caso parecido, suscitado en un vuelo africano.

En el vuelo GW9525 con destino a Düsseldorf, iban a bordo 150 personas, de los cuales 2 eran bebés, 6 formaban parte de la tripulación y entre las víctimas se encuentran ciudadanos de 15 países, principalmente de España y Alemania. La lísta de víctimas ya ha sido publicada, mientras continúa la búsqueda del contenido de la segunda caja negra.