ResearchKit permitirá que un iPhone sea un dispositivo de estudio de enfermedades

ResearchKit permitirá que un iPhone sea un dispositivo de estudio de enfermedades

Permitirá a universidades e instituciones que miles de personas se presenten voluntarias para la investigación de enfermedades como el asma o diabetes.

Estoy casi seguro que Apple ha presentado la noticia más importante del día y se ha visto eclipsada por las novedades, como los precios del Apple Watch y el nuevo MacBook con pantalla Retina de 12 pulgadas. ResearchKit es seguramente una de las piezas de software más importantes que Apple ha desarrollado no para sus usuarios, si no para el bien común.

ResearchKit es una nueva plataforma de desarrollo creada por Apple y que prometen en abril será de código abierto. Esta plataforma permitirá a las instituciones científicas y de estudios de enfermedades crear aplicaciones especialmente diseñadas para que personas puedan agregarse a estudios de forma anónima y recopilar datos de los participantes de una forma más rápida y precisa. Sin olvidarnos que se podrán recopilar de forma remota.

Los participantes del estudio pueden completar tareas o enviar informes directamente desde la app para que los investigadores puedan dedicar menos tiempo a procesar datos y más a analizarlos.

Se trata de algo muy importante para estudios clínicos, donde por ahora Apple se centrará en el estudio del cáncer de mama mediante la aplicación Share the Journey permitirá a mujeres que han superado un cáncer de mama mostrar como es su evolución tras la enfermedad informando de los síntomas y de por qué algunas mujeres se recuperan antes que otras.

El estudio de la diabetes se llevará a cabo desde la aplicación GlucoSuccess donde se pondrán mostrar como afecta la dieta, ejercicio físico y medicación al estilo de vida de los pacientes. Las enfermedades cardiovasculares y el asma se medirán desde la aplicación MyHeart Counts.

Mediante la aplicación Parkinson mPower enfocada al estudio de pacientes con Parkinson, ayudará a comprender la evolución y analizar los síntomas registrando actividades gracias a los sensores del iPhone.

Estas cinco iniciales investigaciones están disponibles en forma de aplicación desde hoy mismo y se centrarán en EE.UU.