Vuelven los problemas relacionados con nombres reales en Facebook

Vuelven los problemas relacionados con nombres reales en Facebook

La red social fundada por Mark Zuckerberg repite la polémica de los nombres falsos, esta vez con los grupos indígenas norteamericanos.

Después de que Facebook tuviera un bullado caso de discriminación hacia la comunidad LGBT tras cerrar las cuentas de aquellas dragqueens que usaban nombres de fantasía para comunicarse con sus fans, hoy la red social de Mark Zuckerberg vuelve a presentar problemas con otro grupo importante: los nativos americanos.

Dana Lone Hill es una mujer de la tribu lakota, cuyo apellido significa “colina solitaria“. Por esta razón, su cuenta de Facebook fue cerrada, aludiendo a que su nombre podría no ser auténtico, pero en caso de que lo fuera, a los encargados de la red social les gustaría trabajar con ella para verificar si ese apelativo es efectivamente su nombre real o no, según muestra la foto publicada por EFF.

De esta fotografía podemos sacar dos cosas. La primera es que el supuesto cambio en las condiciones que Facebook iba a implementar tras el caso de las dragqueens, finalmente no ocurrió, sino que sólo se modificaron algunas palabras. Esto ya hace que finalmente todo este discurso de integración, no haya tenido validez alguna. La segunda es que, a pesar del ruido mediático de dicha situación, de igual manera se siguen cerrando cuentas de otras personas cuyos nombres “salen de lo común”, pero que no significan un menosprecio para nadie, ni sean un término peyorativo.

Lone Hill no ha sido la única afectada por esta medida. Ya en 2009, Parmelee Kills The Enemy saltaba a la palestra tras sufrir la misma discriminación, cosa que se repitió en 2014 con los hermanos Shane y Jacqui Creepingbear, lo cual hace pensar que hay una falla grave en los términos y políticas de la red social.

Según informa ColorLines, y tras una casi una semana, la cuenta de Lone Hill fue nuevamente activada, sin embargo, las preguntas quedan dando vueltas: ¿es realmente grave ocupar un nombre de esas características en Facebook, seas indígena, dragqueen o lo que sea? ¿Dónde queda el respeto por aquellos pueblos originarios cuyas tradiciones se ven reflejadas en el nombre de sus habitantes? ¿Hasta cuándo tendremos que lidiar con “polémicas” ―que por lo demás, no debieran siquiera serlo― de este tipo?