Un año de Satya Nadella como CEO de Microsoft

Un año de Satya Nadella como CEO de Microsoft

Al parecer, el tercer CEO en la historia de Microsoft se ha ganado el sueldo anual.

Se cumple un año desde que Microsoft nombrase a Satya Nadella como nuevo CEO de Microsoft. Nadella pasó de ser el jefe de los servicios Cloud en la empresa al puesto de máxima responsabilidad en una compañía que llevaba años intentando cambiar su percepción, rumbo y servicios.

Él lo avisó cuando fue elegido para el cargo: el futuro de Microsoft está en la reinvención. Un año después ¿qué ha sucedido en la empresa líder de servicios?

Lo más destacado que hemos visto en ella son grandes cambios en las aplicaciones tradicionales. Nokia se integró en Microsoft. Office se volvió gratuito en móviles y tablets. Se lanzó Office para iPad antes que para su propias tablets, así como nuevas aplicaciones, como Outlook para Mac. SkyDrive pasó a ser OneDrive y agregó mucho espacio gratuito. Llegará Windows 10. Skype se renovó y se lanzaron ideas novedosas, como Skype Translator o la integración en el nuevo Windows 10. Se ha creado un nuevo navegador para dar muerte a Internet Explorer. Incluso se lanzó la que probablemente ha sido la mejor tablet/híbrido con Windows: Surface Pro 3.

Por otro lado, en beneficio de los usuarios de Xbox, se cambió una de las políticas que menos gustaban: fue posible tener acceso a servicios multimedia aunque no se tuviera una cuenta Xbox LIVE Gold.

Tampoco hay que olvidar que bajo el mando de Nadella se produjeron los mayores despidos en la organización: 18.000 personas perdieron su puesto de trabajo.

Estos son algunos de los logros de Satya Nadella bajo el mando de Microsoft, de los cuales, muchos ya estaban planeados antes de su llegada.

Hay algo que el CEO ha sabido transmitir muy bien en esta nueva etapa de la compañía: la excitación por un nuevo producto; esa aspiración a la que todas las marcas quieren llegar, tener fans dispuestos a esperar por un producto que usarán todos los días.

Con Windows 10 ha logrado mezclar lo mejor de Windows 7 con lo mejor de Windows 8 y desechó las características y los fallos de un Windows que no sabía si era táctil o no.

También ha unido Android, iOS y Windows Phone gracias a sus aplicaciones Office o OneDrive. Además, ahora es más fácil para los desarrolladores crear apps para las tres plataformas.

Este ha sido el primer año de Nadella al frente de Microsoft. Aún falta muchísimo camino por recorrer para lograr que Microsoft vuelva a hacernos soñar con grandes productos que usemos todos los días.