Sprint va por RadioShack y los clientes de Telcel en México

Sprint va por RadioShack y los clientes de Telcel en México

Surgen nuevamente los rumores del arribo de la operadora Sprint al mercado mexicano, aprovechando la situación financiera de la cadena de tiendas RadioShack.

A un par de semanas de revelarse la futura adquisición de Nextel México por parte de AT&T la industria local de la telefonía móvil se encuentra lejos de calmarse, ya que ahora surgen nuevos rumores que apuntan a la operadora estadounidense Sprint, la cual se encontraría a punto de adquirir la cadena de tiendas de RadioShack, como parte de su estrategia introducción y expansión en el mercado nacional.

Desde hace meses se ha venido hablando de manera no oficial sobre la posible entrada de diversas operadoras anglosajonas en territorio mexicano, tras las reformas impulsadas por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), se llegó a mencionar a Sprint como una de las compañías interesadas en adquirir a Iusacell, que terminaría en poder de AT&T, ahora los rumores vuelven a surgir, con un potencial aliado estratégico diferente: RadioShack.

De acuerdo con un reporte publicado por Bloomberg y complementado por el diario El Financiero, Sprint se encuentra desarrollando actualmente un proyecto para lanzarse dentro del mercado mexicano, en donde RadioShack jugaría un papel clave. La cadena de tiendas en México, que cuenta con 257 locales, representan hoy por hoy el mayor mercado extranjero para la empresa fuera de Estados Unidos, y la operadora se encontraría interesada en adquirir por lo menos la mitad de los establecimientos para que funcionen como centros de operación y atención a usuarios de Sprint.

Aparenta ser un rumor disparatado, pero tiene cierto grado de sentido. En su momento, durante de la década de los 90 Sprint fue uno de los socios originales de Iusacell, a la par que es dueño de Nextel en Estados Unidos, operadora de fuerte presencia en México y que también fue adquirida aquí recientemente por AT&T. El actual CEO de Sprint, Marcelo Claure, de origen boliviano, ha declarado ya públicamente sus intenciones de expandir su compañía a territorio latinoamericano y este país parece una opción obvia.

Tras el dictamen y restricciones impuestas por el IFT, América Móvil todavía tiene pendiente el deshacerse de sus “activos sobrantes”, incluyendo a cerca de 21 millones de clientes, para perder su calificación negativa como agente económico preponderante, recuperando su autonomía de operación sin la obligación de compartir infraestructura.

La gran incógnita sigue siendo quién se quedarán con esa base de usuarios, y Sprint, como parte de SoftBank, comienza a mostrarse como un potencial candidato, luego de la confirmación de su interés por adquirir dichos activos.