NB Pregunta: Experiencias cinematográficas, ¿si, no, hay lugar para todo?

NB Pregunta: Experiencias cinematográficas, ¿si, no, hay lugar para todo?

¿O será que el estilo Michael Bay llegó a su peak hace unos años y ahora va a la baja?

La llegada de The Order: 1886 vuelve a poner en el tapete una especie de fenómeno que se viene dando desde hace unos años, cuando en la “generación HD” (PS3-360) los estudios empezaron a apelar al recurso más cinematográfico para contar historias en los juegos.

Gears of War y Call of Duty 4 de alguna forma son los precursores de ese recurso tipo Michael Bay que poco a poco se fue haciendo más común. Cinemáticas con planos diseñados de manera perfecta, hartas explosiones y “quitarle el control al jugador” estuvieron siempre en la base de la idea que hasta hoy sigue vigente en un juego como The Order: 1886.

Sin embargo, la recepción de la mayoría de la crítica (actualmente el juego llega a 66 en Metacritic) están poniendo un poco en entredicho aquella tendencia, que ya no parece tan novedosa como antes. The Order no es el único ejemplo, ya que Ryse: Son of Rome apeló a un esquema similar en el lanzamiento de Xbox One y fue igualmente criticado por ello.

¿Será que para el público eso de las “experiencias cinematográficas” ya pasó de moda? ¿Será que ese tipo de puestas en escena llegó a su peak hace un par de años y ya no es suficiente como única ramificación en la mezcla de narrativa y jugabilidad? ¿O será que todavía hay espacio para este tipo de propuestas?

[polldaddy poll=8667720]

La anterior pregunta sobre la beta de Battlefield Hardline se resolvió con la mayoría (58.6%) opinando que la beta, si bien no era nada del otro mundo, tampoco estaba mal. Si esa beta es indicativo del juego final, probablemente Hardline termine siendo un producto bien competente.