Joven es acusado de homicidio por tomarse selfie con un cadáver

Joven es acusado de homicidio por tomarse selfie con un cadáver

El acusado subió la instantánea a SnapChat.

Un joven estudiante de 16 años de la escuela Jeanette Senior High School en Pensilvania, EE.UU. enfrenta cargos de homicidio de primer grado y de portación de armas después de tomarse un autorretrato con el cadáver de un compañero.

Maxwell Marion Morton se tomó una selfie con el cadáver de Ryan Mangan sentado en una silla en el fondo de la imagen. Posteriormente la subió a la red social SnapChat.

Un amigo del acusado vio la imagen en la que Mangan mostraba una herida de arma de fuego en el rostro, por lo que obtuvo una captura de pantalla de dicha fotografía y la compartió con su madre quien fue la que contactó finalmente a las autoridades.

La policía usó la selfie para encontrar a Morton en posesión de una pistola de 9 mm. Una bala del mismo calibre fue encontrada en la habitación del domicilio donde el cuerpo de la víctima fue hallado.

Además de esta evidencia, las autoridades obtuvieron mensajes incriminatorios de Morton relacionados con el asesinato.

El hecho de tomarse una selfie con la víctima de un asesinato es muestra de poder y de elementos narcisistas en los criminales, aseguró la psicóloga Pamela Rutledge a la publicación Pittsburgh Tribune:

Los criminales que necesitan validar su poder y el sentido de autoimportancia usan todo tipo de comunicaciones para presumir sobres sus actividades, desde cualquier lugar de reunión local hasta las redes sociales, como Facebook.

Maxwell Morton será juzgado como adulto en el Centro de Detención Juvenil del Condado de Westmoreland.