Google Maps cumple diez años

Google Maps cumple diez años

La aplicación de mapas que medio mundo usa para trasladarse de un punto a otro cumple su primera década de vida.

Es complicado recordar cómo antes nos movíamos a través de las ciudades o cómo planeábamos rutas de viajes sin Google Maps. No digo que hace diez años la gente sólo usaba mapas de papel, es que Google Maps hundió por completo a la mayoría de páginas dedicadas a mostrar mapas.

Así pues, se cumplen diez años de la creación de Google Maps, uno de los productos más importantes de Google junto a su buscador o a Gmail, gracias a que su enorme inversión en actualización de mapas permite a millones de personas navegar por las ciudades desde la pantalla de su móvil, incluso en la época anterior al iPhone y a Android.

Google Maps se lanzó con un día de antelación gracias a que una persona en Slashdot encontró la URL del servicio y la publicó, por tanto, es posible decir que Google Maps nació un 8 de febrero de 2005 en fase Beta.

Su interfaz era muy básica, pero revolucionaria, gracias al detalle de los mapas y a algo que quizá no mucha gente prestó atención en ese momento: un lenguaje visual de los mapas fácil de entender y, por qué no decirlo, bonito.

El problema de Google Maps es que no era muy interesante debido a que no mostraba información de sitios en tu área. Sí, te enseñaba las calles de ciudades, los nombres de las carreteras, pero no había información que lo volviera más interesante que, por ejemplo, MapQuest o Yahoo. Google intentó solucionarlo comprando una licencia a las Páginas Amarillas de EE.UU. con el fin de añadir locales y puntos de interés.

Poco a poco agregó más países, ciudades, información importante y básica, como puntos de interés de artículos de Wikipedia o las rutas de transporte público. También incluyó más información, locales y detalles sobre estos, y ante todo, mantuvo la idea de que la información que clasificaba en Internet con su buscador también podría llevarse al mundo físico llevando la cartografía y la información de empresas, locales y sitios públicos a un mapa en el que podías hacer zoom y que cargase rápido.

La revolución de Street View

En 2007, Google presentó Street View. De nuevo, no era ni la primera ni la mejor en fotografiar las calles a nivel de suelo para incluirla en mapas. CycloMedia lo empezó a hacer en las calles de Rotterdam en 1995 con una cámara de 360º que empezó a desarrollarse en 1987. Pero lo importante no es llegar primero, sino hacerlo bien.

Mediante una gran plataforma de mapas y siendo una de las principales empresas en Internet del mundo, Street View poco a poco mejoró. Se lanzó en algunas ciudades de EE.UU. en 2006, pero llegó a algunas ciudades de Europa, Japón y Australia hasta 2008. A la fecha, aún se siguen lanzando nuevas ciudades fotografiadas.

Gracias a Street View podemos decir que Google también se ha convertido en un conservador de las vías públicas internacionales. Puedes ver diferentes versiones de fotos tomadas en Street View con el paso de los años. Incluso es posible ver mapas históricos y otros planetas. Hasta los interiores de edificios son algo que cada vez se empieza a ver más en grandes superficies y pequeños comercios.

Google Maps en la actualidad

En la actualidad, Google Maps es el servicio número uno de mapas. Existen otras opciones, como el gran proyecto OpenStreet Map, que externaliza a los usuarios la actualización continua de las calles del mundo. Incluso Apple lanzó Apple Maps para así no depender de ningún servicio de Google en sus iPhone y iPads. Pero la cantidad de información y detalle de Google es, por ahora, incomparable.

Que Google tenga Google Maps instalado en la gran mayoría de terminales Android, excepto en los que no usan los servicios de Google, también ayuda a que sea uno de los servicios más populares del mundo.

No podemos olvidar los problemas por los que pasa Google Maps con una de las funciones más relevantes de hoy en día: la de las opiniones de locales. Recientemente relanzó su servicio de opiniones, cuando sitios como Yelp o Foursquare le han quitado todo su protagonismo. Google añade más funciones de información, como la posibilidad de pedir una mesa en algunos restaurantes de EE.UU. directamente desde su aplicación gracias al servicio OpenTable.

En su futuro más inmediato vemos a Google Maps mucho más relevante al mostrar información en tiempo real. La compra de Waze y la integración de sus datos de incidencias de tráfico en Google Maps permiten no sólo mostrar cuándo un tramo de una carretera tiene tráfico lento o accidentes, también es una buena manera de predecir posibles atascos a futuro con la información recogida por los usuarios.

Sólo diez años y ha cambiado la forma en la que la gente navega por el mundo. Es imposible decir qué le espera en otra década, quizá llegue otra empresa con un servicio mucho mejor que lo releve.