Cuevana Storm recurre a donaciones por falta de recursos

Cuevana Storm recurre a donaciones por falta de recursos

Un administrador del servicio nos cuenta los problemas que por los que atraviesan para mantener el servicio.

Es uno de los sitios de video en streaming más reconocidos en el mundo hispano, de los que más conocidos proyectos argentinos y, sin duda, una de las formas más sencillas de ver series y películas en Internet sin costo. Cuevana se convirtió en una de las mejores páginas de su especie, aunque con publicidad ―pero que no era intrusiva― y de una sorprendente calidad.

No fueron pocos sus problemas legales en Argentina y fuera de ese país. Por ejemplo, HBO perdió su caso en Chile. El cierre de diferentes fuentes de los videos y las presiones legales hicieron evolucionar el servicio a una nueva aplicación basada en el popular proyecto PopCorn Time; así es como nació Cuevana Storm.

La aplicación se basa en la red BitTorrent para cargar los videos, aunque se apoya de un servidor que hace de intermediario. Si eres usuario de Cuevana Storm, habrás notado que desde hace unas semanas la aplicación ha dejado de mostrar contenido, por lo que sus secciones están vacías.

La aplicación Cuevana Storm permanece sin contenido por problemas con sus servidores. (CC) FayerWayer

Durante ese tiempo, no era posible reproducir ningún video a no ser que usaras enlaces Magnet para hacerlo manualmente.

Los responsables tan sólo comentaban en su página de Facebook que tenían problemas con los servidores, pero la realidad es otra. El servicio es demasiado caro de mantener y por eso debieron cerrarlo. Ante la falta de ingresos, sus administradores recurrieron a la comunidad para pedir ayuda.

Ayer publicaron un aviso en Facebook en el que exponen el problema y piden donaciones, las cuales ya suman más de 120 en sus primeras horas.

Debido a la enorme respuesta de nuestros usuarios, y las expectativas por el estado del servicio, decidimos ponerlo en sus manos: que Cuevana sea por y para los usuarios y que seamos todos los usuarios los que aportando una donación voluntaria ayudemos a que los servidores con la API de Storm (parte integral del servicio) sigan funcionando. En definitiva, el futuro de Cuevana va a depender de eso.

Cuevana es un servicio/aplicación sin ánimo de lucro, lo que la mantiene en un limbo legal en el que para unos infringe las leyes de derechos de autor, y para otros simplemente pone en contacto a diferentes usuarios que comparten el archivo de video.

El número de usuarios es de 8 a 10 millones mensuales

Mantener Cuevana Storm es relativamente barato, pues genera gastos de unos USD $5.000 anuales que salen directamente del bolsillo de los administradores. Algo que no parece mucho, pues asciende a poco más de USD $400 al mes.

Por otro lado, nos han confirmado que la cantidad de usuarios a los que Cuevana Storm sirve mensualmente es de 8 a 10 millones.

Su futuro está en los usuarios. Un día después de la petición llega el dinero, pero se necesita que mucha gente done para alcanzar un mínimo y que el servicio funcione al menos durante un año. Ese es el reto: que Cuevana junte una cantidad que lo ayude a sobrevivir un tiempo mínimo aceptable.

Foto portada (cc) rpb1001