El servicio de streaming de Apple sería más barato que Spotify

El servicio de streaming de Apple sería más barato que Spotify

Tras adquirir Beats hace meses, Apple integrará el servicio dentro de sus aplicaciones de música y en iOS, dejando de lado Android y Windows Phone.

Que en Apple haya un especial amor por la música es evidente, como lo muestra iTunes, la iTunes Store o su inexplicable amor por U2, u otros detalles que culminaron con la adquisición millonaria de Beats el pasado mayo de 2014. Hasta ahora, el servicio streaming de Beats ha estado funcionando para los clientes que lo contrataron y pagan su suscripción, pero Mark Gurman de 9to5mac tiene nuevos detalles de lo que sucederá ahora.

Según sus contactos  –que se han comprobado bastante acertados– Apple usará el servicio de streaming de Beats de una forma completamente integrada en los servicios de Apple. Esto quiere decir que en vez de necesitar una aplicación que descargar –recordemos que hay una versión para Android–, estará integrada en iOS, iTunes para Mac y en Apple TV.

Apple nunca ha sido especialmente dicha en servicios online o en servicios sociales (nunca olvidaremos Ping). Pero el nuevo Beats, que cambiaría de nombre, permitirá crear listas de canciones que se pueden compartir con contactos. Además, se podrán crear listas desde un dispositivo y que se vean en el resto, completamente sincronizadas. También tendrá la capacidad de ver la actividad de tus contactos.

Para entendernos, Apple y Beats están desarrollando su versión de Spotify, pero directamente integrada en el sistema operativo.

Quizá lo más importante es el precio. Actualmente Spotify, como servicio más usado de streaming de música, cuesta al mes USD $9,99; igual que Google Play Music. Apple intentaría mejorar esta oferta con un servicio cuyo precio estaría entre US $5 y USD $7,99 según las fuentes de 9to5mac.

No queda claro si esta aplicación llegará finalmente a Android y Windows Phone, ya que Beats tiene una versión disponible. Parece improbable que Apple cree una versión, pues su estrategia pasa directamente por la integración con el sistema operativo y no como aplicación de un tercero.