Apple habría adquirido Camel Audio, empresa desarrolladora de sintetizadores musicales

Apple habría adquirido Camel Audio, empresa desarrolladora de sintetizadores musicales

La pequeña compañía cierra sus puertas y se integra a Cupertino.

Diversas fuentes y pistas apuntan a que Apple habría adquirido la empresa Camel Audio, dedicada al desarrollo de aplicaciones musicales, como sintetizadores virtuales y efectos de audio, los cuales gozan de gran popularidad entre los usuarios profesionales que han levantado a esta compañía como un miembro estable entre la comunidad de músicos.

Reafirmando la noticia cabe destacar que en enero de este año Camel Audio detuvo la venta de plug-ins en su sitio web oficial sin dar una explicación al respecto, así como tampoco se habían lanzado actualizaciones a sus productos más usados, por ejemplo, el sintetizador virtual (VST) Alchemy y los efectos de audio CamelSpace y CamelPhat.

Los usuarios pensaron que Camel Audio había quebrado o abandonado el negocio, sin embargo, la realidad es que habría sido adquirida por Apple pese a que a principios de año un comunicado oficial de la empresa no mencionaba el nuevo trato:

Nos gustaría agradecer por el apoyo que hemos recibido a lo largo de los años en nuestro esfuerzo por crear instrumentos, plug-ins de efectos y librerías de sonidos. Los plug-ins Camel Audio, Alchemy Mobile y las librerías de sonidos ya no están disponibles para su adquisición.

Si miramos hacia el futuro y desciframos el significado de esta adquisición, a primera vista todo parece indicar que la compra de Apple apunta al mejoramiento del software profesional Logic Pro, el cual incluye un conjunto de instrumentos virtuales y efectos que podrían enriquecerse con la tecnología de Camel Audio, especialmente mirando hacia el sintetizador virtual Alchemy que se levanta como una alternativa de gran calidad en la actualidad.

Por ende, buenas noticias para los usuarios de Logic Pro, sin embargo, quienes emplean Alchemy bajo el sistema operativo Windows se ven afectados con la detención del desarrollo de la aplicación, por lo que en dicho caso será mejor abandonar el barco.